“A mi esposo ya no lo quieren sus amigos”, por La Tia Julia

0
141

Tía Julia, Con mi esposo Tulio y mi hija Matilde le enviamos cálidos saludos de comienzo de año esperando que la acompañe la salud y la paciencia ya que los problemas que le envían algunos lectores son más complejos que una ensalada de pulpos.

De parte nuestra, tuvimos una víspera de Año Nuevo tranquila y pacífica a diferencia de otras ocasiones cuando mi esposo comenzaba a darse el palo desde las Christmas y no paraba hasta entrado el mes de febrero.

Lo que pasa tía es que a toda su familia aquí y en Puerto Rico les gusta celebral y dárselo usando cualquier excusa.Que las lluvias torrenciales, que el cambio de gobierno, que las elecciones, que el cumpleaños del sobrino, que el funeral de la abuela, que el canta gallo, aniversario de bodas.En otras palabras, siempre hubo, hay y habrá un deseo profundo de tomar cerveza, ron, pitrinche y ahora el vino que se ha puesto de moda y que antes tomaban solamente los de piel de loza, es decir la familia Rosselló y los Hernández-Clon.

Así como celebraban, así también se enfermaban y varios tíos de Tulio ya han pasado a mejor vida (dicen) por los problemas con el hígado y los riñones, además de cánceres en el estómago.Otros se metieron en líos con las esposas, novias y la justicia por el mismo lio del tragullo.

Gracias a Dios y al doctor Kenepah, Tulio se decidió a cambiar ya que estaba sufriendo de piedras a la vesícula y al riñón y este doctor se las cantó clara y precisa.

“Mira Tulio, sino dejas de beber hoy mismo, no te doy un año de vida.”Así fue como Tulio con la ayuda de los Alcohólicos Anónimos y un programa de desintoxicación intenso ha estado sin beber por cuatro meses seguidos.

Tía, ser abstemio duele al comienzo.

El problema comenzó con las amistades ya que tuvo que rechazar con cortesía las invitaciones para la fiesta de Halloween, el Día del Descubrimiento, y las Navidades ya que era el alma de las fiestas.Cuando se daba el primero no paraba bailando, riéndose, haciendo chistes inapropiados, hasta que caía dormido y tenían que cargarlo hasta el seno sagrado de nuestro apartamento.

La última que hizo fue contar unos chistes blasfemos en la casa de uno de sus amigotes que ofendieron a la suegra.Este chiste no era fresco, pero juega con cosas religiosas y me acuerdo hasta hoy día.

Resulta que Nuestro Señor Jesucristo era milagroso pero entre los apóstoles había varios envidiosos y lame ojos.Según este chiste inapropiado, Pedro quería ser más que Juan y estaba loco por hacer milagros.Una noche en el lago de Cafarnaúm, iban los apóstoles pescando truchas, cuando repentinamente ven a Jesús caminando sobre las aguas.Al principio todos se asustaron ya que pensaban que era un fantasma y Pedro le reconoció y comenzó a gritar, Señor que chévere, wowwww, caminando sobre las aguas y no te hundes, please, puedo yo hacer lo mismo?Jesús le habría hecho una señal para que bajara del bote y caminara hacia donde estaba.Al principio todo estuvo bien, pero repentinamente y ya que Pedro estaba nervioso, se comenzó a hundir gritando, Señor, Señor, me hundo, Sálvame, a lo que Nuestro Señor le respondió, “pero salmón, pisa sobre las piedrecitas.”

Al dejar de beber, Tulio dejo de hablar necedades y cuando íbamos a fiestas y encuentros familiares, conversaba de un modo aceptable, dejo de reírse a carcajadas típicas de clubes de mala muerte y nos regresábamos al apartamento temprano y tranquilos.

Este pasado Año Nuevo estábamos cerca de las once de la noche terminando de comer un pollo al coñac que me queda muy bueno con papas doradas y arroz con gandules; cuando los ex amigotes de Tulio llegaron con una parranda.Tía, el olor a ron invadió la casa, pero les dimos la bienvenida a un cantante que ahora forma un cuarteto.El canta y tres lo sujetan para que no se caiga.Todo iba bien hasta que Papín, uno de los compadres de Tulio le preguntó si todavía le quedaba el pitrinche del año pasado y allí fue.Tulio les dijo a los visitantes que agradecía la visita y el cariño, pero lo que podía ofrecerles eran una variedad de jugos, entre ellos de coco, china, te, cafecito y Coca Cola de dieta.

Tía, en cosas de segundos se desocupó la casa ya que los amigotes salieron apresurados de nuestro hogar sin despedirse y tuve que abrir las ventanas para que saliera el olor a alcohol y otros olores.

Tulio no se arrepiente de su decisión pero ahora se siente triste porque ya no tiene amigos y nadie lo llama como sucedía antes de su cambio de vida.Sigue yendo a las reuniones de Alcohólicos Anónimos donde lo que toman es agua y con cuidado.Dígame como puedo ayudarlo ya que se siente más solitario que la Hillary. Abrazos y que Dios me la guarde.

Verónica


Respuesta

Verónica, no sabes como me alegra que tu esposo haya sido capaz de tomar una decisión que no es fácil, pero que les permitirá estar juntos por unos años más ya que la cirrosis hepática, los problemas renales, los cánceres intestinales, además de los problemas mentales y emocionales derivados del uso y abuso del alcohol, son numerosísimos.

En nuestra comunidad el uso de la bebida es parte de la forma de socializar y hay muchos que se hacen adictos, involucrando directa e indirectamente a otros como Tulio y creando un ambiente tóxico para los hijos, la familia y las amistades.

Tulio ha dado un paso muy importante, pero el apoyo de ustedes, las reuniones diarias o semanales de los alcohólicos anónimos son una buena forma de ayudarse.La verdad es que el primer día, la primera semana y el primer mes son difíciles y Tulio debe tener actividades alternativas y sanas tales como ir al cine, visitar amistades donde no se beba, hacer servicios en la comunidad y seguir el tratamiento.

Fíjate que el programa para abstemios es muy efectivo, pero como ya te habrás dado cuenta, Tulio tiene ya un mentor para seguir los pasos de la recuperación.Tu compañía en las reuniones y en actividades sanas y sin alcohol tiene un valor muy importante y es una buena idea que tu hija y su esposo estén también involucrados en este proceso que salva vidas y hogares.

En el periódico Hartford Courant hay un suplemento los días jueves con eventos culturales muchos de los cuales son gratis.Háganse el hábito de leerlo y participar.Les recomiendo que en casa practiquen juegos de mesa, las cartas, el domino, y que vayan mucho a la iglesia.

Con respecto a los así llamados “amigos,” ellos eran relaciones cultivadas alrededor de una botella ysi quitas la botella de ron, la cerveza, el vino, la marihuana, el pitrinche, o el pisco; las amistades se esfuman como un charco de orina en el asfalto de un día cálido de verano.

Es que hay formas de relacionarse sin necesidad de estimulantes ni drogas, pero nuestra sociedad busca en la actualidad sensaciones violentas, escándalos, griteríos, chivateo, bataholas, estrepito, jarana, juergas, bulla, grescas, insultos, pendencias, y alborotos como los que han rodeado la vida del que seria presidente el próximo 20 de enero. Si la vida de amistades suyas está en crisis, subyugadas por la depresión y la adicción desbocada, oriéntalas para que se libren de la esclavitud del botellón.De ahora en adelante busquen amistades que no beban y fíjense que hay muchas.

Les felicito y espero que la recuperación de Tulio sea permanente y dure toda la vida.

La Tía Julia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí