Condenan a hombre de tercera edad a 9 años de prisión por estafar a mujeres

0
26

STAMFORD. John H. Durham, Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito de Connecticut, anunció que Thomas J. Connerton, de 67 años de edad, residente de Stamford, fue sentenciado por el juez federal de distrito Stefan R. Underhill en Bridgeport a 108 meses de prisión, seguido de tres años de prisión con liberación supervisada, por operar un esquema de inversión que defraudó a más de 70 personas, incluidas varias mujeres que conoció en un sitio web de citas, por más de 2 millones de dólares.

Según la evidencia presentada durante su juicio, Connerton fue el fundador, presidente y CEO de Safety Technologies, LLC (“Safety Tech”), una compañía de Connecticut que tenía su lugar principal de negocios en varias ocasiones en Simsbury, Madison, Westport y Stamford Safety Tech fue fundada en 2006, supuestamente con el propósito de desarrollar y comercializar lo que se suponía que era un material altamente resistente a los pinchazos y cortes que se utilizaría en el mercado de guantes quirúrgicos y otros mercados relacionados.

Safety Tech no había obtenido ninguna patente de la Oficina de Patentes y Marcas de EE. UU., Y Connerton no registró los valores de Safety Tech en la Comisión de Bolsa y Valores de los EE. UU. (“SEC”).

A partir de aproximadamente junio del 2009, Connerton indujo a las víctimas-inversionistas a proporcionarle fondos y comprar valores de Safety Tech al representar falsamente que la valoración de Safety Tech era realista en las decenas o cientos de millones de dólares, que un acuerdo lucrativo para vender o licenciar su tecnología de guantes era inminente y que usaría sus fondos para investigación y desarrollo, pruebas de productos y para llevar el producto al mercado.

Connerton ofreció a sus inversionistas pequeñas cantidades de capital en Safety Tech a través de “Acuerdos de suscripción” o contratos de inversión a través de los cuales vendió lo que describió como “Unidades”.

Varias de las víctimas-inversionistas eran mujeres que fueron involucradas en el plan después de que Connerton las conoció en un popular sitio web de citas.

Connerton hizo numerosas representaciones falsas a las víctimas-inversionistas, incluso declarando en septiembre de 2015: “iré al registro para afirmar que no hay un solo inversionista que pierda un dólar invertido en tecnologías de seguridad”.

A pesar de que Connerton representó ante los inversionistas víctimas y potenciales inversionistas víctimas que los fondos que invirtieron se utilizarían para financiar investigación y desarrollo, para pruebas de productos, para gastos comerciales y para honorarios legales, utilizó los fondos invertidos para pagar gastos personales, incluidos, en dos ocasiones distintas, para comprar dos anillos de compromiso de diamantes de Tiffany & Co. Connerton, también utilizó fondos para pagar préstamos a un inversionista anterior.

Mediante este esquema, Connerton defraudó a más de 70 víctimas-inversionistas por más de 2.2 millones de dólares

La investigación también reveló que Connerton realizó transacciones monetarias en un intento de ocultar al FBI y la SEC la naturaleza y la fuente de los fondos recibidos por Safety Tech de la venta de valores de Safety Tech. Connerton negoció cheques y compró cheques bancarios para mover los ingresos fraudulentos de una cuenta a otra.

La investigación reveló además que Connerton intencionalmente no pagó 293.033 dólares en impuestos federales sobre la renta entre 2003 y 2015.

El 17 de septiembre del 2018, un jurado encontró a Connerton culpable de 12 cargos de fraude electrónico, un cargo de fraude postal, 16 cargos de fraude de valores, cuatro cargos de lavado de dinero y un cargo de evasión de impuestos.

El gobierno está buscando la restitución total para las víctimas-inversionistas y la pérdida de los dos anillos de compromiso que Connerton compró con los ingresos del esquema de fraude. Connerton también debe más de 500.000 dólares en impuestos atrasados, intereses y multas. La restitución se determinará después de procedimientos judiciales adicionales.

Connerton ha sido detenido desde su arresto el 9 de marzo de 2017.

Este caso fue investigado por la Oficina Federal de Investigación y Servicio de Impuestos Internos – División de Investigación Criminal. El fiscal Durham también reconoció la importante asistencia de la Comisión de Bolsa y Valores.

El caso está siendo procesado por los fiscales federales adjuntos Michael S. McGarry y Lauren C. Clark.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí