Confirmada una queja por discriminación en la policía

0
163

Por Paul Bass 

La policía de New Haven removió a un sargento que comandaba East Shore, debido a que un concejal de la zona objetó que fuera un hispano quien estuviera a cargo del barrio. Esa fue la conclusión del informe de una agencia estatal de derechos humanos, la Commission on Human Rights and Opportunities (CHRO), luego de una queja presentada por el sargento de New Haven, Wilfredo Cruz, de que el Departamento, por su origen étnico, le removió de su posición el 11 de septiembre de 2016.

Cruz acusó al concejal estatal Al Paolillo Jr., de haber presionado para que la policía le transfiriera.

“Existe suficiente evidencia que respalda una determinación de causa razonable de que {New Haven} removió a Cruz de su posición de Encargado de Distrito, totalmente o en parte, porque es hispano”, escribió el 22 de junio, el investigador del CHRO, David L. Kent en el informe, un borrador de causa razonable.

“Desde el mismo comienzo, Paolillo hizo conocer su desdén por Cruz para ocupar la posición y por su condición de hispano…El investigador no puede ignorar la seriedad del intento expresado por Paolillo y su probable influencia para que Cruz fuera removido de la posición de Encargado del distrito”.

Esta conclusión da a Cruz, representado por la antigua consejera de la corporación de la ciudad, Patricia Cofrancesco, argumento para demandar a la ciudad. Ni Cruz ni Paolillo respondieron a la solicitud que se les hiciera para este artículo. Cruz es actualmente sargento de patrulla.

Este informe se produce en momentos en que la Junta de Concejales, liderada por Paolillo, ha reclamado mayor control sobre la dirección del Departamento de Policía.

El entonces jefe policial, Dean Esserman designó a Cruz en la posición de Encargado de distrito, el 22 de febrero de 2015.

En ese tiempo, según lo establecido por el investigador Kent, “Esserman le dijo a Cruz que el concejal Paolillo (italiano) no era favorable a la designación de Cruz, porque era hispano. El asistente del jefe policial, Luiz Casanova dijo a Cruz, que Paolillo, iba a pasar por encima de Esserman, para que la alcaldía removiera a Cruz”.

Esserman recomendó a Cruz que se tomara un café con Paolillo. “Me comunicaré con usted”, dice el informe que fue la respuesta de Paolillo y anota que Paolillo ignoró repetidas llamadas y mensajes de email de Cruz, así como los de dos hispanos asistentes del jefe policial, Casanova y Al Vázquez.

El informe dice Vázquez informó a Cruz, en febrero de 2016 de que “iba a ser removido de la posición de Encargado de distrito, debido a las presiones de Paolillo”.

En septiembre, el jefe policial interino, Anthony Campbell, envió una carta a Cruz, informándole de que quedaba removido de la posición. Fue reemplazado por un sargento blanco.

El informe cita a Campbell explicando que tuvo que actuar debido a quejas de vecinos acerca de “deficiencia en su capacidad de respuesta”. Kent escribió, que no había encontrado evidencia “creíble” de esta explicación, como, por ejemplo, documentación escrita de las quejas. Lo que si encontró Kent fue “documentación positiva” pública acerca del buen desempeño de Cruz, así como “testimonio positivo” de la parte de Casanova. Desde entonces, Campbell ha defendido públicamente a Paolillo y este, a su vez, elogio públicamente a Campbell en su interés de convertirse en jefe policial.

En un pie de nota sobre esta decisión, Kent descarta el argumento de que la Ciudad “no tiene culpabilidad” debido a que a diferencia de Paolillo, Campbell “no tiene ánimo discriminatorio”. Y agregó Kent, “Es suficiente que la Ciudad haya reconocido que Paolillo estuvo motivado por ese ánimo y que Campbell fuera el instrumento para efectuar el intento”.

Incremento de la supervisión sobre la Policía

El concejal Paolillo logró convencer a sus colegas esta semana, de votar para invalidar un veto de la alcaldesa y dar a la Junta de Concejales mayor poder de decisión en el manejo del departamento de Policía. Los concejales aprobaron diez enmiendas policiales como parte del nuevo presupuesto de la ciudad.

Paolillo fue el único que intervino en una reunión especial el lunes en la noche, convocada para invalidar el veto de la alcaldesa. Los concejales votaron 25 a 0 a favor de invalidar el veto.

Los concejales también han estado trabajando por años en torno a un nuevo mecanismo de supervisión ciudadana para tratar acusaciones mala conducta policial, bajo una directiva contenida en la constitución de 2013. Pero una propuesta sobre esto ha tomado tres años y se mantiene estancada.

Expediente acusatorio

  1. Wilfredo Cruz(“Demandante”) registró una queja con la Comisión el 17 de octubre del 2016, alegando que la Ciudad de New Haven (“Demandado” o la Ciudad), su empleador, lo removió a él de la posición como Manager Distrital en o alrededor del 11 de septiembre de 2016, debido a su etnicidad(Hispano)

  2. El Demandado adquirió los servicios del Demandante como oficial de patrulla de marzo de 1997. El Demandado promovió al Demandante a posiciones de más responsabilidad a través de su empleo.

  3. En febrero del 2015, Casanova Jefe Asistente(Hispano) se le acercó al Demandante en relación a la posición de Manager Distrital. El Demandante expresó interés en la posición de Manager de Distrito. El 22 de febrero del 2015, en una reunión realizada en las oficinas del jefe Esserman con Casanova presente, Esserman oficialmente designó al Demandante (quien hasta el momento era Sargento) a la posición de Manager Distrital para el Distrito 9. Esserman le dijo al Demandante que el Asambleísta Paolillo(italiano), no estaba en favor de la posición que le habían dado al Demandante, que Paolillo es un racista, y que la Ciudad apoyaba la nueva posición del Demandante como Manager Distrital. El Demandante se convertía así en el primer oficial hispano designado como Manager Distrital por el Distrito 9.

  4. Casanova le dijo al Demandante en varias ocasiones que la posición de Paolillo con relación a su designación, estaba racialmente motivada. Él no quería al Demandante en esa posición porque era Hispano. Casanova le dijo al Demandante que Paolillo se iba ir por encima de la cabeza de Esserman a la alcaldía de la Ciudad, para que el Demandante fuera removido. El Demandante también se dio cuenta a través de otros (e.g. Joe Rodríguez, Mildred Meléndez) que Paolillo no mostraba mucha animosidad con relación al Demandante.

  5. Esserman sugirió que el Demandante se contactara con Paolillo y otros Asambleístas en el Distrito para presentarse él mismo y a la misma vez tener un diálogo acerca de su papel en la comunidad. El Demandandante lo hizo de esa forma, contactándose primero con Paolillo, y después con los otros por teléfono. Él, se presentó ante Paolillo, y le sugirió que se reunieran para una taza de café para discutir su papel como Manager Distrital. Paolillo le replicó diciendo que hubiera sido bonito que alguien hubiera hablado con él acerca de quién sería su próximo Manager Distrital. A pesar de haber tenido una reunión con el Demandante, Paolillo le dijo que él volvería a contactarlo de nuevo. El Demandante no volvió a escuchar más de Paolillo, no importando las sucesivas llamadas que le hizo y los Emails que le envió. Paolillo también ignoró comunicaciones similares realizadas por los Asistentes a Jefe, Casanova y Vásquez(Hispanos), que intentaron intervenir en favor del Demandante.

  6. En febrero del 2016, Vásquez le dijo al Demandante que él iba a ser removido de la posición de Manager Distrital debido a presiones de Paolillo. El 11 de septiembre del 2016, el Demandante recibió una misiva del Jefe Interino de Policía, Campbell, removiendo al Demandante de la posición de Manager Distrital. Allí no había una explicación del por qué. El demandado procedió entonces a remplazar al Demandante por el Sargento Roy Davis(Caucasiano). El demandante tenía mejor experiencia y estaba mejor calificado que Davis.

  7. El trabajo del Demandante fue ejemplar mientras estuvo empleado por el demandado. Eso también fue cierto mientras el mantuvo la posición de Manager Distrital. Tres meses pasados con su mando como Manager Distrital, Casanova y Esserman se reunieron con el Demandante para decirle a él que estaba realizando un buen trabajo.

  8. Campbell reclama que él recibió quejas de residentes con relación a la falta de responsabilidad del Demandante con relación a su trabajo como Manager Distrital. El investigador de este caso no encontró esto creíble debido a la ausencia de documentación escrita acerca de las mencionadas quejas; sin embargo, existen documentos positivos que Demandante recibió del público; testimonios positivos de Casanova acerca del asunto; o también, como los testimonios del mismo Demandante.

  9. Campbell aseguró que el Demandante le dijo a él, en un plazo muy corto después que él le envió la carta el 11 de septiembre del 2016, que el Demandante se sentía muy aliviado de haber sido reasignado. El investigador le da crédito al testimonio del Demandante de que él nunca le dijo esas palabras a Campbell. No importando eso, inclusive si hubiera pronunciado esas palabras ante su remoción, eso no le da al Demandado la vía para remover al Demandante de la posición de Manager Distrital. Se asume razonablemente que el Demandante, sin tener culpa ninguna, estaba pasando por un proceso de tensión y ansiedad durante ese tiempo tan difícil.

  10. Basado en este récord, el investigador determinó que allí hay suficiente evidencia para respaldar un hallazgo de causa razonable que muestra que el Demando removió al Demandante de la posición de Manager Distrital, totalmente o en parte porque él es Hispano. Desde un principio Paolillo, mostró desde un principio su desdén con relación a que el Demandante estuviera al frente de esa posición como Manager Distrital, y de que fuera de origen Hispano. La elección de Paolillo era Davis. Como consecuencia de esta clase de sucesos discriminatorios, Campbell –quien heredó esta cadena de eventos-, removió al Demandante y lo remplazó con Davis. A pesar de que el Demandado trata poderosamente de aislar la decisión hecha por Campbell, el investigador no puede ignorar la naturaleza seria de lo que Paolillo expresó, un intento que se desarrolló y que posiblemente impactó en la remoción del Demandante de su posición como Manager Distrital. No obstante, el apoyo que el denmandado le profesó al Demandante mientras estuvo al frente de esa posición de Manager Distrital, la verdad se mantiene de que el Demando ultimadamente, y a través de Campbell, accedió al ánimo discriminatorio de Paolillo para remover al Demandante de la posición de Manager Distrital.

DETERMINACION

Después de revisar todas las evidencias en los récords de la Comisión, el investigador concluye que hay una causa razonable para creer que una práctica discriminatoria fue cometida o está siendo cometida como se alega en la queja.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí