Connecticut encuentra $ 500,000 para el alcance del censo

0
191
Publicidad

Las fundaciones comunitarias igualarán los fondos estatales

La administración del gobernador Ned Lamont prometió el jueves $ 500,000 en fondos estatales discrecionales para el alcance comunitario en el censo de 2020, respondiendo a un desafío de fundaciones filantrópicas listas para proporcionar una cantidad equivalente.
La vicegobernadora Susan Bysiewicz, que supervisa el Comité de conteo completo del estado, dijo que Connecticut estaba por delante de muchos otros estados en la organización de comités locales para encontrar las “voces de confianza” necesarias para convencer a la participación en secciones censales difíciles de contar.
Pero la Asamblea General no se ha apropiado de fondos para el alcance del censo, a diferencia de los estados vecinos de Massachusetts, Rhode Island, Nueva York y Nueva Jersey, donde los gobiernos estatales y locales han destinado entre $ 500,000 y $ 40 millones.
Bysiewicz dijo que los fondos discrecionales provendrán de cuatro agencias estatales, todos los cuales son receptores de fondos federales. Connecticut recibió $ 10.7 mil millones anuales en dinero federal a través de fórmulas derivadas en parte de los datos del censo.
“Simplemente no podemos perder ninguno de esos fondos”, dijo Bysiewicz.
El representante Pat Wilson Pheanious, D-Ashford, copresidente del Comité de Conteo Completo, dijo que el estado perdería un estimado de $ 2,900 por cada residente perdido en el censo. En 2010, 218 de las 831 secciones censales del estado se consideraron difíciles de contar.
“Hay un nivel de desconfianza”, dijo.
La Fundación Hartford para Donaciones Públicas ya se ha comprometido a dar más de $ 400,000 a grupos locales. Con los fondos estatales y la contribución benéfica, los recursos disponibles para la divulgación en los tratados difíciles de contar serán de al menos $ 1.4 millones.
Jay Williams, presidente de la fundación, dijo que el anuncio del jueves fue “absolutamente un paso en la dirección correcta”. Dijo que las fundaciones comunitarias de New Haven, Waterbury, Nueva Bretaña, el condado de Fairfield y el este de Connecticut estaban contribuyendo.
“Aunque todos servimos a nuestras regiones respectivas, entendemos que es fundamental que el estado en su conjunto tenga los recursos necesarios para garantizar que el censo se realice con precisión”, dijo Williams.\
El anuncio del jueves se produce después de semanas de discusión dentro de la administración de Lamont sobre dónde encontrar fondos discrecionales y un día después de un informe crítico de Connecticut Voices for Children y una historia de CT Mirror sobre el desafío de la comunidad filantrópica.
El representante Chris Rosario, D-Bridgeport, otro copresidente del esfuerzo, dijo que la financiación sería útil, pero la legislatura aún debería proporcionar más recursos, un sentimiento que, según él, fue compartido por el Líder de la mayoría de la Cámara Matt Ritter, D-Hartford, en una conversación telefónica más temprano el jueves.
El distrito de Ritter tiene los tres distritos censales más difíciles de contar en Connecticut, mientras que Rosario tiene el cuarto distrito censal 716. Es pobre, abrumadoramente negro e hispano y está dominado por inquilinos, que se mudan con frecuencia, dijo Rosario. En el centro hay un complejo de viviendas públicas, Charles F. Greene Homes.
“Necesitamos mucho más dinero del que ya está sobre la mesa, y lo sabemos. Pero este es un buen comienzo ”, dijo la representante Hilda Santiago, demócrata de Meriden, líder de su esfuerzo de censo local. “Todavía nos quedan algunos meses, pero no queremos esperar hasta el último minuto para que podamos encontrar más dinero”.
Alrededor del 85% de la población en Bridgeport y Hartford vive en distritos de recuento, 79% en Ansonia, 72% en New Haven, 69% en New London, 63% en New Britain, 62% en Waterbury, 53% en West Haven y casi el 50% en East Hartford y Manchester.
Connecticut perdió uno de sus seis escaños en el Congreso después del censo de 2000 cuando la población de EE. UU. Se desplazó hacia el sur y el oeste. Nueva York, Rhode Island y Pensilvania se encuentran entre los estados que se espera que pierdan después de 2020.
Melissa McCaw, quien supervisa el presupuesto estatal como secretaria de política y administración, fue recibida con entusiasmo el jueves por la vicegobernadora.
“Oh, la dama del dinero está aquí”, dijo Bysiewicz.
McCaw dijo que $ 300,000 provendrán del Departamento de Servicios Sociales, $ 100,000 del Departamento de Salud Mental y Servicios de Adicciones, $ 50,000 del Departamento de Salud Pública y $ 50,000 de la Oficina de la Primera Infancia. (CTmirror)

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí