¿Día de la mai? ¿Día de la esposa?, por La Tia julia

0
283

Tía Julia, Soy un muchacho que llegó a Connecticut empujado como un barquito de papel por el huracán María.Personalmente y sin insultar a varios que se lo merecen, hubiera preferido que le hubiesen llamado el Huracán Trump porque mi mamá y mi hermana se llaman María y ellas nunca le han hecho un mal a nadie ni tampoco mienten.

Siento el impulso infinito de hablar con el senador Blumenthal para que en el futuro cercano el Congreso de los Estados Juntos pero no Revueltos; apruebe que a los huracanes, tornados, o tormentas, les coloquen el nombre de políticos malos o gente desagradable.

Esto sería lo más justo, y para comenzar, pienso escribirles a los representantes estatales Minnie González, Candelaria y Edwin Vargas para que ayuden a introducir un proyecto de ley en la legislatura.Por ahora sugiero una lista de nombres que comenzarían con los de McCarthy, Nixon, Kissinger, Trump, Sessions, Banner, y otros racistas, además de incluir a políticos sinvergüenzas de mi Islita querida que la tienen más abandonada que madre soltera.

Tía, de todos modos el envío de este E-milio no es acerca de nombres desagradables, sino que lo escribí a raíz de la celebración del Día de la Madre que entiendo se reconoce no solamente en los Estados Unidos; sino que en otros países del planeta.

Creo que celebrar este Día hace justicia, aunque es solamente una vez al año; a personas sin las cuales no estaríamos los hombres aquí donde estamos parados fastidiando la vaina.Aunque los papás intervienen de algún modo en engendrarnos, como dice el Pastor de mi iglesia; es la madre la que nos lleva en la barriga no por tres o seis, sino que NUEVE meses y después que nacemos nos sigue cargando ya que soy de la opinión que nosotros los hombres a veces dependemos de las mais hasta cuando estamos casados.“Para nuestras pobres madres fuimos como mochila y después nos transformamos en una hipoteca,” decía el filósofo Ramón Gaspar Benítez.

Sin ir más lejos porque viajo en guagua, conozco a un tipo al que lo bautizaron con el apodo de “matre,” de 43 años que por la mañana duerme hasta las once y a la una después que la mamá le sirve el almuerzo; toma su siesta.Lo peor de todo es que los otros hermanos son iguales o sea más flojos que una puerta.Del pai ni que decir ya que dejó a la mamá y se fue al país donde a las chinas les dicen naranja, siguiendo a una ilusión fugaz que se le quedó con los chavos del SSI.

Tía, yo quisiera hacerle un homenaje a mi mamá Rosalía con unos versos que escribí dedicados a ella y a todas las mamás del mundo y sus alrededores, incluidas las mamás perritas, las vaquitas, gatitas y gallinas porque ellas tambi én paren con cariño y cuidan a sus cachorritos.Las gallinitas ponen huevos, pero los cuidan 21 días.

Aquí van los versos.

¡Oh mamá Rosalía!

Qué mucho a mí me cuidaste,

De velarme no te cansaste,

Y protegiste del viento.

Porque me dabas la leche,

Gracias a ti pasé de pio-pio,

Y ahora soy gallo colosal.

Y si no es por ti, sería una animal,

Bolitero, sin vergüenza e impío.

¡Oh mamá Rosalía!

Si me diste, ¡merecía el cocotazo!

Y por eso a nadie rompo el espinazo,

¿Qué le parece Tía?Los versos los escribí algo apurado durante el brake en el hospital y un amigo mío que conoce a Pedrito García se lo mandará por e-mail para que lo lea el domingo.

Mi inquietud tía es, ¿por qué además del Día de la Madre no se celebra también el Día de las Esposas que tratan bien a los maridos y a los hijos?Propuse esta idea en el Club de Domino “El Bochinche,” y los socios se rieron de mí preguntándome porque no celebrábamos también el Día de la Suegra.No supe que responderles.

Tía, le deseo un Feliz Día de la Madre y espero que se acuerde de nosotros para el Día de los Perros que celebramos el 17 de junio.

Julián el Tercero


Mira Julián “el Tercero,”

Publiqué tu poema después de consultarlo con el editor; porque damos oportunidad a personas como tú que hablan con sinceridad tanto en verso como en prosa.El asunto fue que al final como que los versos van decayendo como el actual gobierno, y lo de los cocotazos está, de más y como que sobra.

Por otra parte no me parece una mala idea colocarle el nombre de personas desagradables, racistas y malas a fenómenos como los huracanes.Lo de “María” parece una paradoja cruel ya que a nosotros los boricuas nos encanta ese nombre que tiene que ver con la virgen, pero que ahora se recuerda como un huracán malo.

En relación al Día de la Madre y el de Día de las Esposas, hay ya un día de las cónyuges que se celebra este año el 16 de septiembre, pero que no alcanza la estatura del Día de la Madre, ya celebrados en Grecia con la fiesta de “Cybele,” y en el antiguo festival romano “Hilaria.”

Según averiguó mi sobrina Isabella que es muy sabida, la celebración del Día de la Madre se inicia en los Estados Unidos en el 1908 en la Iglesia Metodista de San Andres de Grafton, West Virginia.Quien impulsó esta festividad fue una señora llamada Anna Harvis que desde un comienzo se enfogonó porque los comerciantes comenzaron a aprovechar la oportunidad para vender tarjetas y otras mercaderías.Por ese motivo la misma Anna inició un boicot en contra de las empresas que hacían de la ocasión una forma de hacer ganancias y no respetaban la idea original de reconocer con sentimientos y cosas simples como un beso.

En el 1908 hubo un intento para que el Congreso de los Estados Unidos adoptara el Día de la Madre como una festividad nacional, pero la idea fue rechazada por los congresistas que haciendo mofa de la iniciativa, preguntaron porque no se celebraba también el Día de la Suegra.Esto parecerá broma, pero así ves cómo se batía ya el cobre en lo que ahora llaman “la Caldera del Diablo.”

Si bien los Estados Unidos reconocen este año a las Madres el domingo 13 de mayo, uniéndose a esta fecha Perú, Uruguay, Canadá, Colombia, Chile, Honduras; otras naciones eligen un día distinto.Por ejemplo el 27 de mayo se celebra en Bolivia y Santo Domingo, mientras que el 15 de mayo lo celebra Paraguay.En cuanto a los países islámicos, aunque no hay una fecha específica, reconocen mucho más el papel que cumple la madre que lo que hace el padre.

A propósito de los regalos que como sucede en el Día de San Valentín son flores o almuerzos en el restaurante Comerío; Anna Harvis impulsaba más bien el envío de cartas antes que mercaderías.Es que ahora un ramo de flores puede costar $79.00 dólares y algo más modesto $19.99.

Continúa tratando la poesía y para el Día del Padre escríbele algo a tu progenitor.Eso del Día de los Perros se escucha más vulgar que un bikini de lana de alpaca.

Tia Julia

 

Comentarios a los comentarios de la Tia Julia. Tía, a mi esposas le gustan demasiado los dulces, el flan, y los productos de repostería.Yo le digo que el pan del Cielo y el Sobado hacen engordar y que los flanes tienen mucha azúcar, pero ella me responde que vivimos en una democracia y por eso come lo que le da el gusto y gana. Ya va a perder una muela y el viejo del dentista le dijo que necesitará dos implantes con sus respectivos hoyos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí