El miedo a una segunda ola de coronavirus impulsa la vacunación contra la gripe

0
13
Una enfermera muestra una vacuna contra la gripe en una clínica médica y dental en Los Ángeles, California, EEUU, el 27 de abril de 2016. REUTERS/Lucy Nicholson

NUEVA YORK, (Reuters) – Las cadenas farmacéuticas de Estados Unidos están preparando una gran campaña de vacunación contra la gripe cuando comience la temporada en octubre, con la esperanza de evitar decenas de miles de casos graves que podrían coincidir con una segunda oleada de infecciones por coronavirus.

CVS Health Corp, uno de los más grandes grupos de farmacias de Estados Unidos, dijo que está trabajando para garantizar que tiene disponibles dosis de vacunas en previsión del aumento de clientes que solicitan inyecciones para protegerse contra la gripe estacional.

La cadena rival Rite Aid Corp ha pedido un 40% más de dosis de vacunas para satisfacer la demanda esperada. Walmart Inc y Walgreens Boots Alliance dijeron que también prevén que haya más estadounidenses que soliciten estas vacunas.

Las farmacéuticas están preparándose para abarcar la mayor demanda. Seqirus, del fabricante de vacunas australiano CSL Ltd, dijo que la demanda entre los clientes ha aumentado en un 10%. La británica GlaxoSmithKline dijo que está lista para aumentar la fabricación según sea necesario.

Una encuesta de Reuters/Ipsos entre 4.428 adultos realizada del 13 al 19 de mayo concluyó que cerca del 60% de los adultos estadounidenses tienen previsto vacunarse contra la gripe en otoño. Normalmente menos de la mitad de los estadounidenses se vacunan. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos recomiendan la vacuna para todas las personas mayores de 6 meses.

Vacunarse contra la gripe no protege contra la COVID-19, la enfermedad respiratoria causada por el nuevo coronavirus para la cual no hay vacunas aprobadas. Los responsables sanitarios han dicho que la vacunación contra la gripe será fundamental para ayudar a evitar que los hospitales se vean abrumados por la gripe y los pacientes de COVID-19 al mismo tiempo.

“Nos espera una ofensiva a dos bandas este otoño e invierno con la gripe y el coronavirus. La gripe es la única contra la que se puede hacer algo”, dijo el Dr. William Schaffner, experto en enfermedades infecciosas del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt.

Los fabricantes de medicamentos produjeron el año pasado casi 170 millones de dosis de vacuna contra la gripe, según los CDC. Hubo hasta 740,000 hospitalizaciones y 62.000 muertes en la temporada de gripe de 2019 a 2020 que terminó el mes pasado.

Aunque el seguro médico generalmente cubre la vacuna contra la gripe en una consulta médica y otros grupos ofrecen clínicas gratuitas para la vacuna contra la gripe, la vacuna para adultos se vende al por menor por unos 40 dólares, lo que sitúa el valor del mercado estadounidense en hasta 6.800 millones de dólares. Los CDC obtienen algunas dosis a un precio de descuento en su programa de vacunación infantil.

Los ingresos mundiales por las vacunas contra la gripe son de unos 5.000 millones de dólares, según analistas de Bernstein, y en Estados Unidos cada punto porcentual adicional de estadounidenses que reciben la vacuna vale 75 millones de dólares en ingresos para los fabricantes de medicamentos.

MÁS MUERTES
El director de CDC, Robert Redfield, ha dicho que la gripe y el COVID-19 combinados podrían causar más víctimas entre los estadounidenses que el brote inicial de coronavirus que comenzó este invierno.

Algunos expertos dijeron que se deben desarrollar formas creativas para asegurar que las personas se vacunen contra la gripe porque es menos probable que los pacientes vean a sus médicos en persona por temor a infectarse con el coronavirus en los consultorios médicos.

Es posible que las farmacias, las clínicas de salud pública y otros proveedores de vacunas contra la gripe tengan que poner en marcha clínicas móviles —ya utilizadas para las pruebas de diagnóstico COVID-19— para las vacunas contra la gripe, dijo la Dra. Nancy Messonnier, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los CDC.

“Mi objetivo es que cada dosis de vacuna que se haga llegue al brazo de alguien para protegerlo. No quiero que se deje ninguna vacuna en los estantes o en los consultorios médicos”, dijo Messonnier en una entrevista.

Una de las razones por las que los estadounidenses se muestran reacios a vacunarse contra la gripe es que no siempre previene la enfermedad, en parte porque las cepas de gripe seleccionadas como objetivo de la vacuna con meses de antelación no siempre coinciden perfectamente con las cepas de gripe dominantes que realmente circulan en una temporada determinada. Sin embargo, las inyecciones reducen de manera fiable las hospitalizaciones cada año, según los expertos.

“Incluso si protege al 35 o 40 por ciento de la población, es mucho mejor que cero”, dijo el Dr. Michael Osterholm, experto en gripe de la Universidad de Minnesota.

En una encuesta encargada por CVS Health entre enero y mayo, los consumidores que dijeron que definitivamente o probablemente se vacunarán contra la gripe aumentaron del 34 al 65 por ciento. También dijeron que irían cada vez más a las farmacias y con menos frecuencia a un consultorio médico o a centros de atención médica.

Jocelyn Konrad, directora del departamento de farmacias de Rite Aid, dijo que la cadena, que proporcionó unos 2,6 millones de vacunas contra la gripe el año pasado, aumentó sus pedidos en un 40 por ciento este año.

Rite Aid considera que las políticas de distanciamiento social pueden afectar a los programas de vacunación en oficinas, pero que podría ofrecer vales a las empresas y está considerando la posibilidad de establecer clínicas móviles. En Australia, donde la temporada de gripe de invierno está en marcha, estos centros ya están en funcionamiento.

Algunos médicos de Estados Unidos también están considerando la posibilidad de establecer clínicas en parques y centros comunitarios e incluso visitas a domicilio para pacientes vulnerables, dijo David Ross, vicepresidente de operaciones comerciales para América del Norte de Seqirus.

“Este próximo otoño la inmunización (contra la gripe) desempeñará un enorme papel en esta batalla contra la enfermedad COVID-19”, dijo Ross.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí