Emotivo homenaje a Rafael López reconociendo sus 45 años y medio de trabajo en el campo de la educación

0
221
López acompañado de Gayle Allen-Green leyendo las proclamaciones.
Publicidad

Familiares, colegas, líderes de la comunidad puertorriqueña de Hartford y exestudiantes, se reunieron el pasado jueves 26 de septiembre en los elegantes salones del Castillo Clement en el pueblo de Portland, para celebrar la culminación de la carrera profesional de este profesional puertorriqueño.

Rafael López cumplía las funciones de Vice Principal Ejecutivo de la escuela superior Bulkeley de Hartford.

López dijo que fue un momento muy emocionante en su vida al encontrarse con la sorpresa de familiares venidos desde Puerto Rico, entre ellos hermanas y sobrinas.  Aunque relacionado con el nivel de administración, al evento que reunió a unas 180 personas, incluia maestros y lideres de la comunidad tales como Eugenio Caro, Isabel Osorio Vázquez, el Representante Estatal Edwin Vargas y su esposa Sylvia, Rebecca Delgado, y dirigentes del sindicato de administradores que trabajaron para la Junta de Educación de Hartford.

Esta conmemoración permitió la expresión de merecidas y afectuosas felicitaciones hacia López, pero también conllevo la posibilidad de reunir a distintas generaciones de educadores del sistema escolar de Hartford. 

 “Sin este reconocimiento y homenaje a nuestro compañero, no nos habría sido posible este encuentro fraternal y de colegas,” dijo Julio Concepción sentado en la mesa donde se encontraba Raúl Montañez-Pitre y su esposa Awilda; Wilfredo Cancel y su esposa Sonia, entre otros invitados.

Antes del banquete, bendijo la conmemoración Gayle Allen-Green exdirectora de la escuela Bulkeley quien tuvo la misión de presentar a varios oradores que resaltaron la personalidad, espíritu de compañerismo, capacidad de trabajo, y espíritu positivo del homenajeado.

Hicieron uso de la palabra los exadministradores Tony Di Pietro, Miriam Morales-Taylor, Ana Consoli, Paul Springer, y Víctor Cristofaro, este último representando a la Unión de Administradores.  También habló en nombre de la familia, Lulu, una de las sobrinas de López.

Además de anécdotas y recuerdos del desempeño del administrador escolar, este recibió una declaración oficial del Capitolio Estatal de Connecticut que fue entregada por Edwin Vargas, Representante Estatal por el cuarto distrito de nuestra ciudad, seguido por otro reconocimiento oficial enviado por el alcalde Luke Bronin y los integrantes del Concilio Municipal.

En su discurso de agradecimiento por este histórico homenaje, Rafael López, conocido cariñosamente por sus colegas y amistades como Rafy; dijo que la razón de su arribo a nuestra ciudad fue iniciar sus estudios para sacerdote católico en el Seminario San Alphonsus de Suffield, Connecticut.  Pasado algunos años decide cambiar de profesión haciendo de la educación su apostolado por 45 años y medio, un verdadero récord de compromiso profesional en Connecticut.

De acuerdo con lo expuesto en los reconocimientos oficiales de la legislatura de Connecticut y la municipalidad, López comienza su labor educacional como maestro de historia, desde allí inicia una carrera administrativa como vice principal, ascendiendo hasta la de Vice Principal Ejecutivo, trabajando con distintos ex principales de esa escuela.

 “Su especialidad era un conocimiento amplio de los numerosos protocolos, procedimientos y cuestiones legales relacionadas con la educación, aunque también siempre puso sobre relieve su compromiso con la situación de una creciente población inmigrante proveniente de mas de 64 naciones del mundo,” dijo la ex principal Ana Consoli.

La escuela Bulkeley situada en el 300 de la Avenida Wethersfield en el sur de Hartford ha vivido en 93 años los cambios que experimenta una ciudad capital compuesta originalmente por una población de inmigrantes irlandeses, italianos, portugueses, francocanadienses; diversificándose con el paso de los años con estudiantes puertorriqueños, afroamericanos, latinoamericanos, rusos, asiáticos, serbios, y de otros países y regiones del orbe.

Comprometido con los principios de la educación bilingüe, López instruye con diligencia a sus primeros estudiantes acerca de la historia de Puerto Rico y su rica cultura y folclore. Cuando lamentablemente el Estado de Connecticut acaba con la educación bilingüe, tema aun lamentado por padres y estudiantes; López se preocupa de asegurar a los estudiantes (no solamente hispanos hablantes), un ambiente propicio y cómodo para su aprendizaje en la nueva cultura anglosajona.  Sus colegas recordaron que López inicia un programa de intercambio entre estudiantes de Bulkeley con estudiantes rusos, organizando un viaje hacia ese lejano país.

El homenajeado entendía la defensa de la educación como un derecho inalienable de los ciudadanos e iba más allá de los vericuetos administrativos de una escuela o un sistema escolar. Por esto se vinculó a organizaciones de la comunidad e instuiciones tales como la Hartford Redevelopment Agency/Hartford Economic Development Agency, fue un Asistente Especial del Sistema de Inscripción y Registro de Votantes, integrante del legendario Comité de Acción Política Puertorriqueño, del TaskForce for Puerto Rican Disaster Fund, La Casa de Puerto Rico, el Foro Puertorriqueño de Connecticut, la Asociación de Connecticut de Educación Secundaria, el Museo/Ateneo de Hartford, el Museo de Arte Americano de New Britain, y el Comité del Pueblo del Partido demócrata.

Rafael López rodeado de colegas, lideres de la comunidad y amigos

 “López contaba con una visión integral más allá del edificio de la escuela Bulkeley y se extendía hacia puntos donde se forjaban las decisiones acerca de la educación,” dijo el representante estatal Edwin Vargas quien recuerda la activa vinculación de administradores tales como Raúl Montañez-Pitre, Nancy Maldonado, Edna Negrón, Calixto Torres, y Freddy De Jesús al Comité de Acción Política Puertorriqueño. El PAC fue una organización política que impulsa las exitosas candidaturas de boricuas al municipio, la alcaldía y el capitolio estatal.

Este comité también abogaba por el nombramiento de puertorriqueños y latinoamericanos a posiciones administrativas en el sistema.

Entre otro ámbito de interés, muchos desconocían la vinculación de López al mundo cultural y de las bellas artes que le permitió llevar a cabo numerosas giras con sus estudiantes y maestros a Nueva York, ciudad que, como Montreal, son también sus metrópolis preferidas, además de su pueblo natal en Guayama, Puerto Rico.

Aun no se conocen los planes de López para su merecido retiro, sin embargo, anticipando sus posibles viajes por el mundo; sus colegas le hicieron entrega de un hermoso maletín de cuero grabado con sus iniciales.  En su hogar hay, entre otras obras de arte, numerosas esculturas de los Tres Reyes Magos hechas por artesanos puertorriqueños. 

Por ahora, disfruta de la compañía de amigos, excolegas y familiares. También recibirá un álbum con fotos y videos tomados en esta magistral despedida que ha honrado no solamente a administradores y educadores de Hartford, sino que a los 93 años de historia de la escuela superior Bulkeley.

Esta grandiosa y emotiva celebración fue posible gracias al trabajo arduo de un comité integrado por Gayle Allen-Green, Migdalia Cruz, Laura Pels, Marlene Pérez, y RoseMary Stewart.  Fue un evento pleno de risas y lágrimas creando un sentido de confraternidad profesional, unidad y paz.

NOTA
La escuela superior Bulkeley hereda su nombre de Morgan Gardner Bulkeley quien fue presidente de la compañía de Seguros Aetna por 44 años. También fue alcalde de Hartford, Gobernador de Connecticut y Senador en Washington D.C. Originario de East Haddam fue el primer presidente de la Liga de Béisbol de los Estados Unidos y líder en organizaciones cívicas y patrióticas.
La escuela fue fundada en septiembre de 1926 en la intersección de la avenida Maple y la calle Benton. Su primer director fue el Dr. Gustave A. Feingold y el establecimiento educacional contaba en su inauguración con 949 estudiantes, 61 maestros y administradores. La primera clase graduanda en 1927 estuvo integrada por 115 estudiantes.
En 1974 la escuela se traslada al 300 de la avenida Wethersfield a un terreno de una extensión de 292,500 pies cuadrados. El edificio de la originaria escuela Bulkeley se transforma en la escuela elemental Fox cuyo principal por muchos años fue el administrador puertorriqueño Freddy De Jesús.
El actual edificio de la escuela Bulkeley cuenta con un auditorio con capacidad para 1,000 personas, una piscina interior, campos de tenis, facilidades atléticas, y un museo interno que muestran sus 93 años de existencia. Rafael López ha pasado a ser parte de esta historia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí