Estudiantes que ayudan a su escuela a adaptarse

0
11

Por Emily Hays

Los estudiantes de último año de la Academia New Haven, Alan Veloz y Jayline Hernández Gómez: enfrentando los cambios demográficos de las escuelas.

NEW HAVEN INDEPENDENT.- Alan Veloz observó como a sus padres les costaba entender el inglés en la conferencia de padres y maestros de su clase. Luego vio que sucedía lo mismo con la conferencia de la clase de su hermano menor. Entonces decidió hacer algo.

El joven, de 17 años, reunió a un grupo de sus amigos para proporcionar servicios de traducción español-inglés, como parte de su proyecto principal en la Academia New Haven.

La escuela magneto regional requiere que cada estudiante, durante su último año, diseñe un proyecto relacionado con un tema que le apasione.

“De la misma forma en que les damos proyectos que nos permiten saber que tienen las habilidades para nivel universitario, queremos darles la oportunidad de probar esas habilidades”, dijo la cofundadora de la escuela, Meredith Gavrin.

Los estudiantes hispanos ahora representan casi la mitad de la población de las Escuelas Públicas de New Haven

Una solución temporal

La idea para el proyecto de Alan surgió este otoño, cuando su madre no pudo asistir a la conferencia de padres y maestros de su hermano menor David en Church Street Elementary en Hamden. Su padrastro, Moisés Guerra, asistió en su lugar y le pidió a Alan en privado que no tradujera durante la conferencia. No quería que los maestros notaran que no podía entender inglés.

Durante un receso de la conferencia, Guerra le preguntó a Alan qué habían dicho los maestros hasta ese momento. Ya habían transcurrido más de 10 minutos y Alan, que no había estado prestando mucha atención, no pudo decirle al padrastro lo que se había dicho en la reunión..

A partir de ese incidente, Alan comenzó a escribir los comentarios de los maestros durante el resto de la reunión, para poder traducir. Luego convocó a otros estudiantes para organizar su participación en otras conferencias de padres y maestros y allí poder ayudar traduciendo.

Alan ahora llama a su organización ASSIST, o “Ambiciosos estudiantes hispanohablantes intérpretes”. Este año, él y otros miembros de ASSIST, ya han ayudado a 30 familias en dos conferencias de padres y maestros en las escuelas Fair Haven y John S. Martínez.

A pesar de tener una mayoría de estudiantes hispanos, la escuela tiene solo dos intérpretes, señaló Alan.

Nina Burns, quien es maestra de cuarto grado en la escuela Fair Haven, impresionada por la iniciativa por la ayuda de Alan, escribió a New Haven Academy para agradecerles.

Alan ha dejado claro que su proyecto no es para reemplazar a los intérpretes, sino un estímulo para que la Junta de Educación de New Haven contrate más.

Alan se propone plantear el tema ante la Junta. Por otro lado, su compañera de clase, Jayline, comenzó igualmente su proyecto principal dando ese paso (Alan estaba en la audiencia, apoyándola).

”Muéstranos lo que somos”

El proyecto de Jayline es lograr agregar la historia latinoamericana, española y puertorriqueña al currículo escolar.

Jayline dijo que sus padres, Leslie Gómez y Alexis Hernández, fueron quienes le enseñaron cómo ser puertorriqueña, no el sistema escolar de Fair Haven. La joven de 18 años, dijo que ellos  le enseñaron a bailar y cocinar comida tradicional.

El proyecto principal de Jayline, como el de Alan, estaba relacionado con su hermana menor, que está en el séptimo grado, Leilene Hernández.

Cuando Jayline fue a ver la celebración del Mes de la Historia de los Negros en la escuela de su hermana, Betsy Ross, ella estaba en la cocina con Leilene y destacó que la escuela secundaria magnet de artes, tampoco tenía un mes de la historia hispana. Su hermana le dijo, ¿bueno, y qué?

Jayline llamó a Alan, casi llorando porque se había dado cuenta que a su hermana parecía importarle muy poco su propia herencia cultural. Ella hizo su investigación y descubrió que los estudiantes hispanos como ella y Alan, tienen un 50 por ciento más de probabilidades de graduarse más tarde.

Jayline dijo que quiere convertirse en maestra de escuela primaria, en parte porque siente que los maestros tienen una importante funcion que desempeñar.

Calificó a su maestra de preparación universitaria Fana Hickinson, como alguien que anima especialmente a los estudiantes a compartir problemas en el hogar o la escuela a la vez que los lleva a eventos que les sirvan de inspiracion.

Hickinson invitó a Jayline para hablar en la YMCA, sobre el tema de la inclusión cultural en la escuela.

Lucha por el futuro

Jayline le dice a Alan que levante su puño, como se ve en la película The Breakfast Club.

Todo lo que Jayline ha podido aprender sobre su historia en la escuela, es porque se lo ha enseñado a sí misma. Ella se sirvió de su proyecto inicial para investigar la Masacre de Ponce, cuando la policía disparó contra manifestantes nacionalistas puertorriqueños en la década de 1930.

Una nueva ley estatal requiere que las escuelas incorporen la historia afroamericana y latinoamericana en sus planes de estudio como asignaturas optativas.

Gavrin dijo que los primeros proyectos de los estudiantes mayores de la New Haven Academy, se focalizaron en los cambios necesarios dentro de la escuela, desde la formación extracurricular hasta la incorporación de un taller para estudiantes de noveno grado. “Promovemos que este requisito tenga un componente comunitario. Lo que significa que si vas a dirigir un taller, tienes que invitar a personas de fuera”, dijo Gavrin.

Este año, Alan y Jayline se han convertido en amigos cercanos. Son presidente y vicepresidente de la clase sénior y dirigieron las celebraciones del Mes de la Herencia Hispana este otoño.

Tanto Alan como Jayline tienen planes futuros universitarios. Jayline quiere permanecer en el estado para prepararse para su carrera docente. Ella provoco una reacción en Alan y sonrió cuando él reveló su gran noticia: va a la Universidad de Tufts.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí