La Voz Hispana

Estadio DD, ahora todos quieren lanzar la primera bola

Estadio DD, ahora todos quieren lanzar la primera bola
April 08
13:38 2017

La Noticia y su Comentario


Por Juan D. Brito

HARTFORD.- Después de meses y meses de incertidumbre, litigios, demandas van y demandas vienen, amenazas y horas de insomnio para las autoridades; este próximo jueves 13 de abril abrirá sus puertas el Estadio de Beisbol Dunkin’ Donuts.  La ocasión es especial porque de algún modo la idea que surgió durante la alcaldía de Pedro Segarra, se hace finalmente realidad durante el segundo año de mandato de Luke Bronin.

La tarea de implementar la iniciativa que sorprendió a los residentes de Hartford cuando Segarra llama a una ostentosa conferencia de prensa informando que Hartford tendría por primera vez un estadio de beisbol en el sector norte del centro de la ciudad capital, muchos se miraron entre si ya que las negociaciones con los líderes de un equipo de  New Britain habían estado ocultas por el secreto, cuestión que no le gustó a muchos, entre ellas la esposa del alcalde Bronin quien era y es la actual presidenta de la Comisión de Zonas y Comercio de la ciudad.

Otra de las sorprendidas fue la alcaldesa Erin Stewart de New Britain donde la familia Solomon y su equipo habían ocupado el estadio de esa ciudad y recibido el apoyo de su municipio.

“Me enteré de la noticia a través del periódico” manifestó la ofendida alcaldesa por la ausencia de protocolo y cortesías mínimas por parte de los negociadores.

Por el camino surgieron otras voces críticas al proyecto que costaría unos 68 millones de dólares, entre ellas las del concejal Larry Deutsch y del senador Eric Coleman.

Finalmente y después de dimes y diretes quedo semi aclarado que el secretismo de las negociaciones había sido necesario tanto o más que un tratado estratégico de alianza militar, pero nunca se ha sabido la médula del asunto.

La construcción del estadio que contó desde un comienzo con el auspicio de la empresa Dunkin’ Donuts que paga medio millón de dólares al año por ostentar el nombre de la entidad en la parte más alta del coliseo claramente visible desde las carreteras interestatales 91 Norte/Sur y 84 Este/Oeste; era consistente con la estrategia de desarrollo de la ciudad en la visión de Segarra que desde un comienzo buscó renovar la entrada Norte de Hartford.

Así se demolieron dos edificios abandonados, se proyectó un acelerado plan de desarrollo comercial con la consiguiente creación de empleos, y la ampliación del WinterFest con la pista de hielo para atraer residente del área de Greater Hartford.

El cambio en la fecha de inauguración y el dificultoso proceso de financiamiento del proyecto, aumentaron la controversia.  Crasos errores en el presupuesto revelaron la necesidad de eliminar algunas cuestiones de infraestructura tales como el techo de la obra, aspecto muy importante para los días soleados de verano.

Pero eso no fue todo.  Los contratistas CenterPlan y DoNo Hartford continuaron alertando acerca de la necesidad de más dinero por lo que según ellos calificaron “la aparición de gastos sorpresivos” que los planificadores no tomaron en cuenta, tales como el desvío del tráfico, modificación de calzadas y tras misceláneas que superaban el millón de dólares.

A todo esto Luke Bronin triunfa en la elección para el puesto de alcalde y asumió en enero del 2016 encontrándose con una serie de litigios y controversias provocadas por los contratistas que continuaban aumentando el presupuesto inicial.

Finalmente, ante la drástica paralización de las obras y la postergación de la inauguración; Bronin hizo algo que anteriormente no se había considerado: imponer fechas a los constructores para dar fin a la obra.

Lamentablemente con la postergación, varias iniciativas tales como la construcción de una fábrica de cerveza para refrescar las gargantas de los fanáticos de la pelota, la fundación de un centro comercial y otros comercios; detuvieron sus planes creando otro problema para la ciudad que contaba con los impuestos de estas iniciativas para ayudar al costear la construcción del estadio.

Como CenterPlan y DoNoHartford no cumplieron con las metas, el alcalde y la autoridad de estadios de la ciudad decidieron romper el contrato con estas entidades y después de otros litigios y amenazas de demandas, un nuevo contratista logra corregir errores y definir la fecha de entrega para este próximo 13 de abril.

En los momentos en que muchos residentes agradecen al alcalde Bronin el haber bregado con los líos legales y sacar la obra adelante, el tiempo ha dado la razón a los críticos que jamás vieron con buenos ojos la obra en el contexto de una ciudad al borde de la bancarrota.  Sin embargo, la construcción luce bien, el campo de juego es una réplica de los grandes estadios neoyorquinos y se dice que las 9,000 aposentadurías están ya vendidas.

Tradicionalmente en las inauguraciones aparece medio mundo y muchos creen ser los que ameritan para lanzar la primera bola en el estadio que oficialmente es la sede del equipo Yard Goats cuyo dueño es Josh Solomon que de alguna manera convenció a Pedro Segarra a acoger “en secreto” la idea y venderla a los residentes que deseaban ver para creer.

Para lo del lanzamiento de la primera bola, Charles Mathews, presidente de la Autoridad de Estadios de la ciudad, ve al menos unos 20 “pitcheadores” y entre ellos el ex alcalde Pedro Segarra que ha dejado en claro que es importante reconocer desde donde vino la idea o a quien se le ocurrió el invento y dio la cara en el sorpresivo anuncio de la construcción del Estadio DD.

Para otros Luke Bronin, actual alcalde ha dicho que estará presente en la inauguración pero que no quiere saber nada de los lanzamientos ya que bastante ha sufrido con el proceso de una obra con la que se encontró al momento de su ascensión al poder en el municipio.  Su mente analítica de abogado aclaró las oscuras aguas de un proceso de litigaciones y dilaciones en las que ha empleado bastante de su tiempo.

Se debe también reconocer a The Hartford y la compañía Aetna que han apoyado y apoyan la obra con sus donaciones y aportes premiados con los símbolos de estas tradicionales corporaciones de la ciudad en las paredes del estadio.

Otros propuestos para reconocimientos son los trabajadores que finalizaron la obra y se fajaron durante estos últimos meses para que los residentes vean que hay cosas que se pueden hacer gracias a los esfuerzos y músculos de la parte laboral coordinadas por Mike Looney y Sean Fitzpatrick, director de desarrollo de Hartford.

De todos modos los integrantes de la familia Solomon plenos de habilidades persuasivas estarán accesibles para que les conozcan y aunque lo del estadio DD ha sido un parto muy difícil, es de esperar que la creatura crezca saludable para el beneficio de una ciudad amenazada por tantos problemas financieros.

Share

About Author

JUAN DANIEL BRITO

JUAN DANIEL BRITO

Related Articles

Buscador de noticias

CLASIFICADO

Goody's-2

 

Apr_OPS-2

Caricaturas de Reinaldo

caricatura-04-06 caricatura-3-30-17 Caricatura-03-23-17 caricatura-0316-17 Caricatura-030917 caricat-030217

AHCT-32706

MPH_160x600_Q40149_HM_Switch_leftright_ST_F2

Banner-Amtrak

 

la voz radiotv en vivo

+ +