domingo, 23 nov 2014

Última actualización:11:44:37 PM GMT

    

La Voz de Conneticut

    
jSharing - JA Teline III

Nuevas revelaciones en el caso de la paliza a estudiante del colegio Trinity

E-mail Imprimir PDF

Poco a poco se ha ido aclarando la situación del estudiante de este colegio universitario localizado en el 300 de la calle Summit y en el que en la madrugada del domingo antes pasado en la esquina de la calle Allen y Summit; un estudiante anglosajón recibió una brutal golpiza por parte de desconocidos que bajaron de un automóvil y atacaron al joven rompiéndole la mandíbula y provocándole otra lesiones de gravedad que obligaron a su hospitalización.

El joven se ha recuperado, pero en un comienzo, el hecho creo una verdadera ola de pánico y las autoridades alertaron a estudiantes acerca de los peligros que hay en las vecindades de esta institución universitaria rodeada predominantemente por una comunidad latina y puertorriqueña.

El mensaje del brutal ataque y la localización del colegio crearon la impresión de que los atacantes serian residentes del sector, en otras palabras personas de origen minoritario, al menos en la versión y opinión de estudiantes de origen anglosajón que llevaron a cabo demostraciones solicitando a las autoridades del colegio más seguridad en los alrededores del campo universitario.

“Debido al poder de los medios de comunicación y a la situación geográfica del colegio que colinda con residencias de puertorriqueños y latinoamericanos, se fue creando el mito de que los atacantes pudieran ser de esa área adyacente al colegio,” dijo uno de los estudiantes latinos del colegio que dice haber notado un cambio en la actitud de los estudiantes anglosajones hacia ellos.

Sin embargo y de acuerdo a informaciones recientes, se confirmó que los atacantes fueron personas jóvenes (hombres y mujeres) de origen anglosajón que atacaron al joven por razones que hasta ahora se desconocen, pero que fuentes internas no eliminan la posibilidad de una acción de revancha típica de algunas fraternidades que aunque prohibidas en el colegio, parecen que aun funcionan clandestinamente.

El retrato hablado proporcionado por la victima identifica claramente detalles de la raza blanca de uno de los atacantes.

“Ahora todo depende de lo que la victima desee revelar ya que sabemos que hay una causa que todavía no se ha manifestado,” dijo un experto en seguridad.

La noticia de que los atacantes no eran latinos ni afroamericanos, ha tranquilizado a los estudiantes minoritarios del colegio que en el pasado sí han sido victimas de graffiti ofensivo dirigido a latinos y estudiantes homosexuales.

Ahora es vital que la víctima provea más información acerca desde donde venía, hacia donde se dirigía la madrugada del ataque y si tiene miedo de informar debido a amenazas.

A través de los años, este colegio se ha ido expandiendo desplazando a su vez a cientos de residentes puertorriqueños y creando un “circulo de seguridad” para el recinto.  Este tema ha sido controversial y continuará siéndolo dada las connotaciones raciales de este plan de modificación urbana.

“Queremos que este ataque se aclare para tranquilidad de la comunidad del colegio,” dijo uno de los estudiantes latinos.


blog comments powered by Disqus
blog comments powered by Disqus