Hondureño culpable de reingresar al país después de ser deportado

0
852

STAMFORD. John H. Durham, fiscal del Distrito de Connecticut, anunció que Carlos Anariba, también conocido como Marvin Guillén, de 27 años de edad y ciudadano de Honduras que residía en Stamford, se declaró culpable ante el Juez de Distrito Alker Meyer en New Haven, de ingresar al país vía terrestre nuevamente después de ser deportado.

De acuerdo con documentos judiciales y declaraciones hechas en la Corte, en noviembre de 2008, Anariba, usando el nombre Marvin Guillén, fue acusado en el Tribunal Superior de Connecticut en Stamford de asalto, de portar armas, violación de la paz y delitos de falsificación de identidad.

Después de que Anariba pagara una fianza, quedó en libertad bajo la custodia de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos y en marzo de 2009, fue deportado a Honduras, su país natal.

Anariba posteriormente regresó a EE. UU.

En octubre del 2014, Anariba, utilizando su verdadero nombre, fue arrestado por la policía de Stamford por un delito de robo y en febrero del 2016 fue arrestado nuevamente por la policía de Stamford por cargos de robo.

Una muestra biométrica conectó los tres casos penales y confirmó que Anariba y Guillén eran la misma persona. Anariba aceptó los tres casos y en octubre del 2016 fue sentenciado en un tribunal estatal a 25 meses de encarcelamiento.

El juez Meyer programó la sentencia para el 13 de febrero de 2018, en cuyo momento Anariba enfrenta un máximo de dos años de prisión. Él está detenido en espera de la sentencia.

Esta investigación fue realizada por el Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU., Inmigración y Aduanas, Operaciones de Detención y Deportación. El caso está siendo procesado por la Fiscal Federal Auxiliar Deborah R. Slater.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí