La MLS otorga trofeo al padre e hijo, por John Jairo Bermúdez

0
102

Es la primera vez en la historia


Todo sacrificio en la vida tiene su recompensa, pero más allá de los títulos y logros, en el corazón de todo ser humano siempre está esa tranquilidad que todo lo que se hace con pasión, amor y dedicación, lo demás viene por construcción.

Por eso, y después de 21 años al servicio del futbol norteamericano, y muy especialmente para el New York Red Bulls, el colombiano Fernando Ruiz y su hijo Sean Ruiz, fueron galardonados por la MLS (Major League Soccer), con el premio “Equipment Manager of The Year 2016”, premio que rompe uno los records en esta liga de futbol de los Estados Unidos, porque es la primera vez en la historia de esta liga que “padre e hijo”, reciben este valioso y doble trofeo, así como se lo comunico Juan Romero (Administrador del Equipo), a los nominados.

Y es que día tras día, y en esta ardua labor, ambos se preparan cada mañana para brindarle a esta institución lo mejor de los “Ruiz”, su pasión por esta responsabilidad llamada: “New York Red Bulls”. Para ellos las estaciones no son obstáculo para cumplir con sus labores cotidianas. Con frío o calor, nieve o soleado, día o noche, tarde o temprano, cerca o lejos, están ahí, donde el equipo los necesite.

Ya conocen las reglas y el procedimiento para cada práctica o partido, el margen de error debe ser mínimo. Toda la confianza está depositada en ellos para cada compromiso, desde ahí comienza la seriedad de una institución, y ellos son parte de los triunfos o derrotas. Por eso se les dio este “Doble Trofeo”, porque entre ambos forman un gran equipo, un equipo de trabajo, el “Equipo de los Ruiz” o “El Padrino y el Heredero”.

Para ambos (Fernando y Sean), fue una experiencia muy hermosa el haber recibido este trofeo, y ver cómo la gente los felicitaba y se alegraban de que ellos hubieran obtenido este galardón;  muy merecido por supuesto. Según “El Padrino”, en su tono alegre y muy barranquillero, como se le conoce, aseguró que su única preocupación era: “de no caerse en el escenario y hacer el ridículo”.

Fernando Ruiz, o como le dicen cariñosamente los aficionados del equipo “El Padrino”, es un hombre que dejo su trabajo de 35 años, con la compañía de trenes de New Jersey, para dedicarse en su totalidad al equipo de sus amores, sin importar la diferencia en dinero que dejaría de recibir. Para el, fue un cambio más por pasión, que por interés monetario. Un cambio que hasta el día de hoy, lo mantiene muy feliz.

Para Sean, o “El Heredero”, que lleva más de 10 años trabajando junto a su padre, este trofeo significa mucho, y es muy especial para él, porque es la recompensa por un trabajo fuerte, ordenado y con mucha dedicación.

Con un diploma como fisioterapeuta, Sean, decidió dedicarse a lo que el mas quería, trabajar para el equipo de su ciudad, y hacerlo con todo el amor del mundo, como lo ha venido haciendo hasta el presente. Amo lo que hago y no lo cambiaría por nada, aseguro Sean o “El Heredero”, como lo dicen con aprecio y cariño.

Para ellos (Fernando y Sean), que comparten todo el día juntos, este reconocimiento significa “Respeto, cariño y apreciación”, un trofeo que se demoró, pero que al fin llego y que se recibe con mucha humildad y gratitud. Gracias a este premio hemos recibido muchas llamadas, mensajes de todas partes del mundo, de amigos, jugadores y técnicos; y felices, porque al fin se nos había dado este reconocimiento.

Al preguntarle a Fernando Ruiz, como era un día normal en la sede del equipo, esto me contesto: “Un día normal o de práctica, se prepara desde el día anterior, hablo con el técnico y él me dice lo que va a necesitar para esa práctica, les preparo la cancha con los implementos deportivos con aros, balones, conos, etc. Cuando se termina la practica recogemos todo, y comenzamos a preparar el camerino para el siguiente día. Y si hay un viaje, entonces preparamos todos los uniformes, balones, toallas, etc., con anticipación para ese viaje”. No podemos cometer errores porque todos en la liga se enteran inmediatamente.

Para ellos trabajar con jugadores de la talla Thierry Henry, Juan Pablo Ángel, Roberto Donadoni, Lothar Matheus, Youry Djorkaeff y técnicos como Juan Carlos Osorio, Bob Bradley y Bruce Arena, entre otros, es muy importante resaltar que son muy respetuosos, y además también son claros y precisos en sus necesidades como futbolistas o como técnicos.

No hemos tenido problema alguno con ninguno de ellos, por el contrario, siempre se acuerdan de mí, me llaman y me traen sus camisetas como regalo, ya que saben que las colecciono. Por ejemplo: Thierry Henry, me trajo una del Arsenal, Juan Pablo Ángel, me dio una del Galaxy, y la que más quiero, fue la que me dieron los jugadores de la Selección Colombia, firmada por todos, y era la de James, en el partido de Colombia contra Paraguay.

Este es un premio al esfuerzo, sacrificio y dedicación, que es muy importante, pero que sea la motivación para hacer mi trabajo no lo es, aunque no gane nada, seguiré haciendo mi trabajo con lealtad y sinceridad. Me gustó que nos reconocierán y ojalá lo volvamos a ganar en un tiempo muy cercano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí