Las escuelas consideran la posibilidad de expulsar a los policías…

0
21
La estudiante Lihame Arouna, del Consejo de Educación, en la protesta de Black Lives Matter.

Por Emily Hays
NEW HAVEN INDEPENDENT

La Junta de Educación se propone tener una respuesta para agosto, para saber si los agentes de servicios escolares seguirán recorriendo los pasillos de las escuelas de New Haven.

La consulta es en respuesta a las recientes protestas de los jóvenes contra la brutalidad policial.

La Citywide Youth Coalition (Coalición Juvenil) ha presentado ocho demandas, una de las cuales es eliminar los agentes de servicios escolares (SRO) de las escuelas públicas de New Haven, e invertir en su lugar en los consejeros escolares.

La representante estudiantil y líder de la protesta, Lihame Arouna, encabezó el debate en la reunión de la junta del lunes por la tarde.

“Estamos demasiado habituados a la vigilancia que se ejerce sobre los niños negros y morenos. Creo que es una práctica muy peligrosa”, dijo Arouna. “Cuando hablamos de que los SRO están en las escuelas que necesitan más ayuda, cabe la pregunta ¿qué otras cosas podemos hacer para que a esas escuelas les llegue esa ayuda?”

Arouna dijo que el sistema escolar cuenta con nueve SRO. Son miembros del Departamento de Policía de New Haven y sirven en las escuelas sin aportaciones del presupuesto del distrito. Son diferentes a los agentes de seguridad de las escuelas, explicó Arouna.

La presidenta de la Junta, Yesenia Rivera, dio seguimiento a la propuesta de Arouna más tarde en la reunión, y preguntó a los demás miembros de la Junta cuál debería ser el próximo paso.

“Sobre esto he estado pensando”, dijo Rivera.

Ella dijo que la cuestión del SRO no estaba en la agenda, por lo que los miembros de la comunidad no habían tenido la oportunidad de opinar todavía. Preguntó a los miembros de la junta si preferirían formar un grupo de trabajo, o enviarlo directamente al Governance Committee (Comité de Gobernanza) de la junta, que se ocupa de las cuestiones políticas.

El miembro de la junta Darnell Goldson, argumentó que la junta debería votar para retirar a los oficiales inmediatamente de las escuelas, ya que Arouna presentó la propuesta a la junta y 5.000 manifestantes respaldaron la demanda el viernes.

Otros miembros de la junta pidieron más información y datos específicos de New Haven.

Edward Joyner dijo que recuerda cuando comenzó el programa SRO, en respuesta al asesinato de un profesor. Sostuvo que la mayoría de los padres querría SRO en sus escuelas y dijo que muchos de los agentes son entrenadores deportivos, con estrechos lazos con la comunidad.

“Me gustaría añadir que, si hay suficientes pruebas en esta comunidad de que los SRO son perjudiciales para la seguridad de los estudiantes, yo sería la primera persona en decir que los retiren”, dijo Joyner.

La recién nombrada superintendente Iline Tracey, coincidió en que los agentes con los que ha trabajado son importantes, precisamente por sus relaciones positivas con los estudiantes. Dijo que han ayudado a su oficina de relaciones familiares, a encontrar a los estudiantes de quienes los profesores no tenían noticias durante la pandemia.

Tracey dijo que los SRO están destinados sólo en las escuelas más grandes del distrito, donde los agentes de seguridad normales son insuficientes para manejar grandes peleas por sí mismos. Enfatizó que su papel no es castigar a los estudiantes.

“No considero que estén ahí para arrestar a los estudiantes. Por otro lado, desde una perspectiva de conciencia racial, observo lo que pueden significar y han significado para los estudiantes”, dijo Tracey.Los miembros de la junta, Tamiko Jackson-McArthur y Matthew Wilcox, indicaron que ambos están a favor de un procedimiento del comité y que les gustaría abandonar el programa SRO.

“Estoy en contra de la presencia de los agentes de servicios escolares en los planteles de educación. Aunque tengan buenas relaciones, provocan traumas a los estudiantes”, dijo Jackson-McArthur. “Tenemos que ser muy cuidadosos en la interpretación de lo que estos niños han visto.”

Finalmente, todos los miembros de la junta directiva se pusieron de acuerdo en formar un equipo de trabajo compuesto por personas interesadas de la comunidad que Arouna ayudaría a elegir. El Governance Committee (Comité de Gobernanza) de la Junta, dirigido por Jackson-McArthur, se encargaría de garantizar que el grupo de trabajo presente resultados antes de agosto.

“Señorita Arouna, me ha dejado casi sin aliento con su razonamiento y sus pensamientos. Casi me pongo a llorar”, dijo Jackson-McArthur.

Tracey señaló que Arouna, alumna de las escuelas públicas de New Haven, no tuvo miedo de ayudar a organizar una protesta de miles de personas.

“Estoy tan orgullosa de ti. No sólo serás nuestra futura líder, ya eres nuestra líder actual”, dijo Tracey.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí