La Voz Hispana

A Wilmer le queda un mes para partir

A Wilmer le queda un mes para partir
March 05
19:01 2017

NEW HAVEN INDEPENDENT.- El plan de la Administración Trump de deportar a más inmigrantes tiene ahora  un rostro y un nombre en New Haven: Wilmer Galo-Andino.

La Immigration and Customers Enforcement (División de Aplicación de Inmigración y Aduanas (ICE), por sus siglas en inglés) del Departamento Federal de Seguridad Nacional, informó a Galo-Andino, que para el 23 de marzo,  debe abandonar el país y dejar a su hija de 9 años,

Galo-Andino, un trabajador de supermercado C-Town de 47 años, que vive en New Haven desde hace 12 años, es el primer ejemplo local públicamente conocido sobre un inmigrante indocumentado afectado por un cambio de política ordenado por el presidente Donald Trump.

IMG_3029

El plan de la Administración Trump para deportar a más inmigrantes tiene ahora un rostro y un nombre en New Haven: Wilmer Galo-Andino

Él recibió una suspensión de la deportación bajo la presidencia de Barack Obama, quien había ordenado a los funcionarios de inmigración, concentrar los esfuerzos de deportación en delincuentes violentos y había tratado de permitir que los padres de niños nacidos en Estados Unidos permanecieran aquí (bajo un programa cancelado llamado Deferred Action for Parents of Americans and Residentes Permanentes Legales, o DAPA).

La estadía de Galo-Andino expiró; a principios de este mes, ICE rechazó su solicitud de una nueva, ya que los agentes han sido “desatados” para localizar a los inmigrantes indocumentados, independientemente de que hayan estado cometiendo crímenes.

“He revisado cuidadosamente su expediente … y he determinado que el otorgamiento de tal socorro discrecional no está suficientemente justificado”, dijo el Director Regional del ICE. C.M. Cronen escribió a Galo-Andino una carta en esos términos, entregada a su abogado el pasado viernes. “… No hay apelación a esta decisión”.

Un funcionario de ICE dejó una nota instruyendo a Wilmer “ reportarse el 9 de marzo con un boleto de avión para salir de los EE.UU. para el 23 de marzo. Vuelo directo fuera de los Estados Unidos”. Un portavoz regional de ICE, confirmó la secuencia de eventos y la orden de salir del país.

“Mi mundo se me cayó encima “, dijo Galo-Andino en una entrevista el domingo mientras veía a su hija Liana jugar al fútbol en Fair Haven, donde viven. Todavía él no le ha dicho que tiene que regresar a Honduras, donde teme la violencia de pandillas que lo llevó a pagar un coyote para ayudarle a cruzar la frontera de los Estados Unidos en 2005.

Su abogado, Sharyn D’Urso, dijo que Galo-Andino cayó víctima de un cambio en la política federal bajo la nueva administración Trump, un cambio que la mantiene trabajando semanas de seis días y medio.

D’Urso calificó la deportación pendiente de Galo-Andino como “inhumana”. Esta no es la Norteamérica que conozco. No debería ser que separemos familias. ¿Dónde están nuestras prioridades? “

“Normalmente se otorga una solicitud de permiso para permitir que alguien pueda ordenar sus asuntos antes de abandonar los Estados Unidos o por razones similares. Esta persona en particular recibió una orden de deportación emitida por un juez federal de inmigración, hace más de 10 años “, declaró un representante de ICE.

Huyendo de la violencia

Las pandillas estaban “estropeando todo” y Galo-Andino se sentía en peligro cuando decidió hacer la peligrosa caminata desde San Pedro Sula, Honduras, a Estados Unidos en 2005, dijo. Viajó primero a México, luego pagó a un coyote  $7.000 para llevarlo a Texas.

“Atravesé el río. Habíamos seis personas y yo “, recordó.”Nosotros caminamos. Entonces la inmigración nos atrapó. Nos llevaron a una celda”.

Eso fue en San Antonio. Galo-Andino fue puesto en libertad con una cita en la corte. En vez de presentarse ante el tribunal, donde esperaba ser devuelto a Honduras, huyó hacia el norte, a New Haven, donde los familiares se habían establecido.

Allí él construyó una vida, manteniendo un trabajo constante apilando estantes y movilizando cajas en C-Town y casándose con  una ciudadana de los E.U.A.,  con quien tuvo una hija.

Él se mantuvo también  fuera de cualquier problema hasta el 11 de diciembre de 2014, cuando la policía de New Haven lo arrestó en un cargo de delito menor de conducir mientras estaba bajo la influencia. De la forma en que lo cuenta, él y sus compañeros de trabajo estaban tomando cerveza en su coche en el estacionamiento del C-Town después de haber terminado su turno el sábado por la noche. La policía vio allí las latas de cerveza y le arrestaron.

Independientemente de los méritos del caso, Galo-Andino aceptó la rehabilitación acelerada, y el cargo se evaporó de su registro.

Pero no antes de que llamara la atención de ICE.

Mientras se encontraba en la cárcel de prisioneros del estado la noche de su arresto, recordó, allí un oficial notó que tenía un caso pendiente en San Antonio por no presentarse ante la corte en 2005.

El lunes siguiente, cuando se presentó ante el tribunal de Elm Street sobre el cargo del delito menor de conducir estando intoxicado, el juez le dijo que su expediente de  inmigración no era de interés aquí. Le dijeron que permanecería encerrado en la corte hasta las 7 pm y luego sería puesto en libertad.

Alguien había informado a ICE sobre su paradero. A las 4 de la tarde, llegaron agentes, esposaron a Galo-Andino, lo arrojaron en una furgoneta y lo transportaron a las oficinas regionales de ICE en Hartford.

Pasó un mes en un centro de detención de inmigrantes en Massachusetts antes de ser liberado, con órdenes de reportarse a la oficina regional de Hartford para los procedimientos de seguimiento. Regresó a su hogar en New Haven, menos el valor de $ 900 en sus pertenencias, incluido un teléfono celular, que llevaba consigo al  momento de su arresto. “Dijeron que se había perdido”.

El cambio se efectúa

Galo-Andino contrató a D’Urso, quien también ha representado a otros miembros de su familia. Ellos solicitaron con éxito una suspensión de la deportación, dado su récord limpio, su vida laboral estable y su situación familiar (esposa nacida en Estados Unidos, hija pequeña).

Él solicitó una renovación de la estadía el año pasado. Mientras tanto, cuando fue a Hartford para una visita regular al ICE, los agentes se llevaron su pasaporte.

Fue entonces cuando empecé a preocuparme mucho”, recordó Galo-Andino. Ya sabía que un nuevo presidente se había apoderado del país con promesas de deportar a millones de inmigrantes indocumentados con una red más amplia.

Para el jueves pasado, cuando tenía otra cita en Hartford, él no sabía que ICE ya había fallado en contra de su solicitud de estadía; la carta de rechazo, aunque escrita, todavía no había sido entregada. Pero él sintió que podría haber llegado al final. Decidió llevar a Liana con él a la reunión; Él quería que ella viera, dijo, que “yo no estaba abandonándola. Me estaban llevando”.

Esa resultó ciertamente ser la intención de ICE, dijo D’Urso. Dijo que ella prevaleció sobre los tres agentes presentes en la reunión primero para permitir que el hermano de Galo-Andino llevara a la hija a otra habitación y luego, para que dejaran a Galo-Andino ese día, dado su buen expediente cumpliendo con las convocatorias de ICE. Estuvieron de acuerdo, pero le dijeron que tendría que dejar el país pronto.

Galo-Andino lloró en el camino a casa. “¿Qué está pasando? ¿Por qué estás llorando?, preguntó Liana. Él no le contó la historia completa, que su padre pronto se iría.

El viernes llegó la carta con la decisión sobre la estadía y la nota para presentar antes del 9 de marzo el boleto de avión para enviarle lejos antes del 23 de marzo.

En este momento, Galo-Andino lucha por hacer planes, comprar el boleto y hacer arreglos para el cuidado de Liana. Él y su esposa todavía están legalmente casados pero separados; él tiene la custodia de su hija y ellos viven con su hermano. Su esposa separada, con quien dijo que se mantiene en buenos términos, probablemente criará a Liana ahora.

Galo-Andino dijo que se pregunta cómo va a encontrar trabajo en la economía deprimida en Honduras. Dijo que las pandillas están presentes y amenazantes, como siempre. A partir del domingo, todavía él esperaba un milagro mientras hacía sus planes. Y se dispuso a darle la noticia a su hija.

Share

About Author

PAUL BASS

PAUL BASS

Related Articles

Buscador de noticias

AHCT-32706

Caricaturas de Reinaldo

Caricatura-03-23-17 caricatura-0316-17 Caricatura-030917 caricat-030217 Caricatura-02-2317 caricatura-021617

MPH_160x600_Q40149_HM_Switch_leftright_ST_F2

Banner-Amtrak

 

CLASIFICADO

Class-020917-17

la voz radiotv en vivo

La Chiva de Maricarmen

Estafan a inmigrantes indocumentados haciéndose pasar por agentes de Inmigración

¡No envíe dinero a nadie y no haga caso a estas llamadas telefónicas!, dice policía.

+ +