Numerosos estudiantes de Yale volverán en otoño

0
18

Por Laura Glesby

La economía al por menor de New Haven, que predomina en la universidad, recibió algunas noticias esperanzadoras el miércoles por la mañana: Tres cuartas partes de los 6.250 estudiantes universitarios de Yale, serán admitidos en el campus para el semestre de otoño.

Los estudiantes de primer año, junto con los de tercer y cuarto año, tendrán acceso al alojamiento en el campus, según un anuncio publicado el miércoles por la mañana.

En la primavera, los cupos de los estudiantes de primer año en el campus se darán a los de segundo año, mientras que los de tercer y último año pueden conservar su alojamiento en el campus.

La mayoría de las clases -tanto en el área de la licenciatura como en la de la postgraduada- se llevarán a cabo en línea, con la excepción de aquellas clases, como los laboratorios, que requieren un componente presencial

La decisión de Yale era esperada con impaciencia en la ciudad, tanto por ser la universidad el mayor empleador de la ciudad, como porque sus estudiantes son una importante clientela de las empresas locales.

El Albertus Magnus College, está programando reabrir sus puertas a las clases presenciales y a la residencia en el otoño.

El presidente de Yale, Peter Salovey, y el rector Scott Strobel, escribieron en un correo electrónico el miércoles, que la universidad prevé que el 60 por ciento de los estudiantes universitarios regresarán al campus.

Muchos estudiantes dicen que es probable que se tomen el semestre o el año libre. Algunos de esos estudiantes pueden permanecer fuera del campus en New Haven, mientras que otros pueden volver a casa o encontrar trabajo en otro lugar.

En junio, una encuesta del Yale Daily News, encontró que un poco más de la mitad de los encuestados universitarios, “probable o definitivamente”, se tomarían una licencia en el otoño si las clases se llevaran a cabo en línea. Otro 20 por ciento dijo que no estaban seguros. (La encuesta incluyó al 35 por ciento de los estudiantes de segundo, tercer y cuarto año).

A los estudiantes graduados y profesionales, que en su mayoría viven en viviendas fuera del campus, se les permitirá regresar a New Haven. Sus clases serán en su mayoría en línea, lo que les permitirá trabajar a distancia desde fuera de la ciudad.

Los estudiantes de Yale generan importantes negocios para algunas tiendas y restaurantes del área metropolitana. Los estudiantes que permanezcan en New Haven podrán frecuentar los restaurantes y negocios locales según las directrices de la universidad, siempre que se ajusten a las normas de distanciamiento social, según una página de preguntas frecuentes sobre el aviso de la universidad.

Yale delineó una serie de medidas para limitar la propagación de Covid entre el personal, el profesorado y los estudiantes que regresan.

Al comienzo del trimestre, los estudiantes que regresen a New Haven procedentes del extranjero o de estados que hayan experimentado un aumento de las infecciones por Covid, tendrán que permanecer en cuarentena durante 14 días.

Durante el semestre, los estudiantes universitarios que viven dentro y fuera del campus en New Haven, así como los estudiantes graduados y profesionales que viven en los dormitorios del campus, deberán someterse a pruebas Covid semanales.

El profesorado y el “personal de cara al estudiante” tendrán que hacerse un examen al principio del semestre. Otros miembros del personal son “ invitados, pero no obligados” a ser examinados para Covid también en ese momento, escribieron Salovey y Strobel, a través de un programa de detección gratuito disponible para las personas asintomáticas.

Salovey y Strobel agregaron que Yale prohibirá las visitas nocturnas temporales al campus durante el semestre de otoño. El plazo para el semestre también se ha ajustado, de modo que los estudiantes saldrán del campus para el descanso de Acción de Gracias y permanecerán fuera del campus durante el resto del trimestre.

El personal, el profesorado y los estudiantes, también deberán recibir capacitación en línea sobre las medidas de control de las infecciones. Los estudiantes que regresen al campus deberán firmar un “Pacto de la Comunidad de Yale”, en el que se comprometen a seguir las directrices de distanciamiento social y otras precauciones de salud pública.

Para los estudiantes que regresen al campus, las precauciones de la era pandémica significan que la vida será diferente. Los estudiantes vivirán solos en dormitorios individuales. Los espacios comunes tendrán una capacidad limitada. Los comedores estarán abiertos por períodos de tiempo más largos, para limitar la densidad de estudiantes y personal en el interior, y los estudiantes tendrán la opción de ordenar comidas por adelantado y llevarlas para consumir en sus espacios

Funcionarios universitarios, agregaron que los eventos y reuniones en persona, se llevarán a cabo a distancia siempre que sea posible. Los atletas están esperando un anuncio del 8 de julio sobre su posibilidad de competir en la Ivy League. No se harán presentaciones artísticas en persona.

Tyisha Walker-Myers: Yale debería trabajar con los sindicatos para garantizar la seguridad.

“Nuestros empleados están listos para trabajar”, dijo el miércoles la jefa de administración del Local 35, Tyisha Walker-Myers, que también es presidenta de la Junta de Concejales.

“La Universidad tiene que reabrir de forma adecuada para los estudiantes y el personal”, dijo. “La universidad, como todo el mundo, está siendo obligada a considerar las actividades. Creo que es importante que trabajen de cerca con el sindicato, para asegurarse de que el mejor plan se lleve a cabo”.

El alcalde Justin Elicker acogió con beneplácito la decisión de Yale.

“Es algo positivo. Sé que Yale estaba considerando la posibilidad de hacerlo sólo por Internet”, dijo Elicker al Independent. “Es muy positivo que se estén moviendo para traer de vuelta a un gran porcentaje del cuerpo estudiantil, y también considerando opciones en caso de que la situación cambie”.

Elicker añadió que los planes de Yale para reducir la densidad del campus ayudarían a minimizar el riesgo de propagación de Covid.

Los días de mudanza de estudiantes universitarios en los dormitorios de Albertus Magnus (donde muchos estudiantes son locales y no viven en el campus), serán del 26 al 29 de agosto.

“Los cursos de otoño para el programa de licenciatura tradicional, se ofrecerán a través de un método híbrido, impartiendo la instrucción a través de una combinación de métodos presenciales y en línea. El profesorado de Albertus ha sido pionero en la enseñanza combinada en el aula, y el compromiso del Colegio con el tamaño reducido de las clases, le da ventajas únicas frente a instituciones más grandes en la impartición del contenido de los cursos a los estudiantes, mediante una variedad de métodos que tienen en común el reconocimiento de la importancia de la interacción y la colaboración estrecha entre el profesorado y los estudiantes”, se lee en una declaración que la universidad ha publicado recientemente.

“En la Division of Professional and Graduate Studies, (División de Estudios Profesionales y de Posgrado del Colegio), los métodos de enseñanza en línea e híbridos han sido la norma durante casi dos décadas, y los estudiantes adultos de Albertus continuarán beneficiándose de este modo de instrucción. Se seguirán las directrices de distanciamiento social proporcionadas por el Estado de Connecticut, a fin de garantizar la salud y el bienestar de los estudiantes, el profesorado y el personal en las aulas, en los edificios del Colegio y en todos sus campus.

El compromiso inquebrantable con el éxito de cada estudiante de Albertus, implica que algunos estudiantes no podrán participar en las clases presenciales, en cuyo caso se utilizará la tecnología para que puedan unirse a sus compañeros de clase en tiempo real de forma remota”.

“Para el programa tradicional de licenciatura de la universidad, las clases presenciales continuarán hasta el viernes 20 de noviembre, momento en el que los estudiantes volverán a casa para el descanso de Acción de Gracias. Para ayudar a atenuar la posible exposición y propagación del Coronavirus, los estudiantes completarán las clases, proyectos y exámenes finales de forma remota durante el resto del semestre de otoño. Los horarios de clase y los modos de enseñanza no cambiarán para los programas de la División de Estudios Profesionales y de Posgrado”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí