La Voz Hispana

No temamos a ser libre, por Jorge L Limeres Gregori

No temamos a ser libre, por Jorge L Limeres Gregori
February 20
08:22 2017

Por momentos me siento atrapado y agobiado en mi repetitiva y monótona batalla contra las cosas que indignan, que duelen. Pienso que podría escribir sobre pajaritos preñados o sobre la inmortalidad del cangrejo. Pero el continuo bombardeo de provocantes conferencias de prensa, comentarios o artículos de los que no se indignan, de los corruptos de mente y espíritu, obligan a uno a responder con toda la fuerza en defensa de los que sí se indignan, de los perjudicados, de los que sufren.

Llueve sobre nuestro pueblo una doctrina pesimista que lo desmoraliza y lo acobarda y que debemos atajar en todo momento…Estamos en plena bancarrota cívica y es menester que llevemos una infusión moral a nuestro pueblo para que vuelva a creer en su destino y en sus posibilidades”.
Pedro Albizu Campos

Nada más pensar en lo repugnante que resultaría vivir enjaulado en la mentalidad de los trogloditas y viles canallas que defienden los atropellos y abusos a mi nación, no deja otra alternativa que la defensa  de lo que es digno, de lo que es lógico, de lo que le conviene a Puerto Rico. No tengo tolerancia con los que nos  tratan de hacer creer las burdas mentiras que explican las violaciones a mi pueblo. Han utilizado todas las artimañas que les da el poder tratando de convertirnos en guiñapos  humanos.

No puedo permitir que una pequeña casta de sátrapas que les rinden culto a los dioses de la corrupción, de la degradación, que responden a los más bajos instintos, que poco les importa la explotación del ser humano y que menos le interesa la pobreza en que se hunde la nación puertorriqueña. Estos apostatas de la vergüenza humana continúan su cometido sin ser detenidos.  Quieren hundir a todo la nación en sus propias heces. Pero el verdadero poder no reside en ellos. Los traidores en el poder son servidores de los intrusos que hace 119 años invadieron el archipiélago caribeño.

No parece molestarnos cuando esta turba de politiqueros cubiertos con una falsa bandera democrática o religiosa le permitimos que le roben a nuestra juventud la esperanza de una buena educación o de servicios de salud a nuestra creciente población de envejecientes.

No nos indignamos cuando esos gobernantes charlatanes se venden  por unas mugrosas monedas de plata a los usureros y mercaderes del mundo para que impongan las más severas exigencias económicas a la cansada y explotada población boricua mientras ellos disfrutan de los privilegios que el sudor de los menos afortunados les ha provisto.

Nos escandaliza la cantidad de drogas y armas que vienen del extranjero pero callamos conociendo que el mercado de drogas más grande esta en los EEUUAA y que las armas se fabrican en la nación estadounidense y nos tratan de hacer creer que el problema es nuestro.

Las agencias federales estadounidense que claman tanta eficiencia la semana pasada acusaron a 12  agentes federales que habían  enviado 20 toneladas de cocaína por el aeropuerto de San Juan con un valor de 100 millones de dólares. Este “negocio”  había comenzado en el 1998 o sea 19 años atrás y las agencias de seguridad estadounidenses o no se habían dado cuenta o son unos corruptos.

Desgraciadamente los politiqueros a cargo de la colonia continúan  humillándose y peregrinando a la capital estadounidense para mendigar favores que los puertorriqueños  ya hemos ganado,  siempre de rodillas ante la prepotencia del mayordomo.

Nos han tratado como tontos y mal educados.  Pero no somos ni lo uno ni lo otro.

Hoy nos preguntamos los puertorriqueños si nos vamos a mantener en silencio. Si vamos a callar ante los desmanes y canalladas de los que quieren destruir nuestro ser. Si no vamos a responder a los intentos de que se nos robe lo nuestro. Si vamos a callar justificando el desmadre que nos azota.

Me pregunto una y otra vez si es que por estar aturdidos que hemos perdido el verdadero sentido de la vida. ¿Será que nos hemos deshumanizado, acobardados por un vil materialismo que nos arropa?

¿Será que vivimos en la contradicción de buscar en el fanatismo de las religiones la solución de nuestros problemas pero en desprecio y menoscabo de los más elementales valores humanos?

Me indigno ante tanta mentira, ante el abuso continuo de los pocos por los más. Estoy harto de la retórica inservible, de diálogos inútiles y del menosprecio que expresan los llamados líderes mundiales, como si vivieran en otro mundo que no es el mío.

No hacerlo es negarnos que existimos, que pensamos, que sentimos. Nos indignamos porque amamos.

Indignarse es tener dignidad.

Los sueños de Albizu, de Betances, de Hostos ya no sólo son loables y dignos ideales.

Ahora son realidades ineludibles que el presente nos dicta para no desaparecer como pueblo o convertirnos en el basurero de América.

Ahora no tenemos alternativa.

El destino nuestro es uno y no permitimos intromisiones de nadie.

No decir nada es historia vieja, no la repitamos.

Share

About Author

JORGE L LIMERES GREGORY

JORGE L LIMERES GREGORY

Related Articles

Buscador de noticias

AHCT-32706

Caricaturas de Reinaldo

Caricatura-03-23-17 caricatura-0316-17 Caricatura-030917 caricat-030217 Caricatura-02-2317 caricatura-021617

MPH_160x600_Q40149_HM_Switch_leftright_ST_F2

Banner-Amtrak

 

CLASIFICADO

Class-020917-17

la voz radiotv en vivo

La Chiva de Maricarmen

Estafan a inmigrantes indocumentados haciéndose pasar por agentes de Inmigración

¡No envíe dinero a nadie y no haga caso a estas llamadas telefónicas!, dice policía.

+ +