Pandemia interrumpe desalojos; defensores de inquilinos piden moratoria más larga

0
26
Inquilina Alexandra Hemmings: No está bien que “yo esté afuera en una pandemia”. Corte Superior en Elm St., la corte de vivienda generalmente se lleva a cabo en el tercer piso.

Incierto el impacto en propietarios de viviendas

Por Thomas Breen

Una inquilina de Fair Haven, Alexandra Hemmings, se asustó cuando se enteró de que la siguiente audiencia de su caso de desalojo se había retrasado dos semanas, después de que el tribunal de vivienda del estado suspendiera el juicio en un intento de detener la propagación de la pandemia COVID-19.

Hemmings es una de las muchas personas con litigios en los tribunales de vivienda, que han encontrado sus casos repentinamente en suspenso después de que el Poder Judicial del estado anunciara el viernes pasado, que los tribunales sólo atenderían aquellos asuntos definidos como “Funciones prioritarias de Negocios” en el periodo entre el 16 y el 27 de marzo.

Entre esas funciones prioritarias figuran las comparecencias penales de los acusados detenidos sin fianza, todas las comparecencias relacionadas con casos de violencia doméstica, las audiencias de detención de menores, las órdenes de protección contra abusos familiares y las órdenes de protección civil, entre otras.

El Juez Administrativo principal para Asuntos Civiles, James Abrams, dio un paso adelante cuando emitió una suspensión inmediata de todos los desalojos emitidos hasta el 27 de marzo.

Los propietarios de viviendas pueden, sin embargo, seguir presentando nuevos casos de desalojo en los tribunales durante esta suspensión temporal.

Esto ha llevado a defensores de los inquilinos locales y estatales, como Shelley White de New Haven (ver más abajo), a pedir al sistema judicial que promulgue una suspensión más extendida del tribunal de vivienda y no solo de dos semanas.

El alcalde Justin Elicker no ha llegado a emitir ningún tipo de orden ejecutiva que inste a una moratoria más prolongada de los desalojos por parte del sistema judicial controlado por el Estado.

El viernes pasado, la Agencia Reguladora de Servicios Públicos del Estado (PURA por sus siglas en inglés) emitió una resolución ordenando a todas las compañías de electricidad, gas natural y agua del estado, a poner fin a cualquier cese de servicio residencial por falta de pago “como medida de protección durante la actual emergencia de salud pública”.

No está bien que yo esté ahí fuera “mientras hay una pandemia”

Apartamentos de Hemmings en 309 Poplar St.

Contactada por correo electrónico y teléfono, Hemmings dijo que ha estado involucrada en un proceso sumario de desalojo con su propietario, Ferry Mutual Housing Limited Partnership/NeighborWorks New Horizons, desde el 8 de enero.

Ni el propietario ni el abogado del propietario respondieron a la solicitud de comentarios al momento de la publicación de este artículo. En su demanda presentada ante el tribunal, argumentaron que Hemmings debe 5.920 dólares de alquiler atrasado.

La Jueza del Tribunal Superior del Estado, Claudia Baio, había programado inicialmente la próxima audiencia de Hemmings para el jueves a las 9:45. El viernes pasado, pero el tribunal pospuso la próxima audiencia para el 2 de abril.

“Reflexionando sobre mi caso y el coronavirus”, Hemmings dijo al Independent, “es algo aterrador pensar que mi orden judicial no sea aceptada y que tenga tan poco tiempo para encontrar una vivienda”. “Soy discapacitada. Soy diabética. No sería kosher o correcto para mí estar ahí fuera mientras hay una pandemia”.

“Necesitamos un plan a largo plazo”

En una carta presentada el viernes pasado al Presidente de la Corte Suprema del estado Richard Robinson, al Administrador de la Corte Suprema Patrick Carroll III, y a la Administradora de la Corte Suprema Adjunta Elizabeth Bozzuto, la Directora de Litigios de New Haven Legal Assistance Association (NHLAA), Shelley White (en la foto) se unió a los defensores de los inquilinos de Greater Hartford Legal Aid, Connecticut Legal Services, el Connecticut Fair Housing Center, y el Connecticut Legal Rights Project, para pedir al sistema judicial que incremente las protecciones para los inquilinos durante la propagación del nuevo coronavirus.

“Instamos al departamento judicial a extender esta suspensión más allá de dos semanas, hasta que haya seguridad de que la crisis ha sido frenada”, dice la carta.

“Los desalojos en medio de una crisis de salud pública sencillamente implican que muchas familias – lo que incluye a muchos niños – se quedarán sin hogar”, dice la carta.

Durante una entrevista telefónica posterior, el lunes por la mañana, White elogió la decisión del sistema judicial, de suspender los asuntos del tribunal de vivienda, al menos temporalmente.

Sin embargo, dijo que suspender esas acciones hasta el 27 de marzo, no es un plazo suficiente para retrasar estas audiencias y los posibles desalojos.

Sacó a relucir suspensiones más largas de los desalojos, como las que se han puesto en vigencia en Baltimore, Seattle, Boston y San Francisco, entre otros lugares.

El pasado lunes, el gobernador de California Gavin Newsom emitió una orden ejecutiva que deja en manos de los gobiernos locales la decisión para detener los desalojos hasta finales de mayo. El Estado de Nueva York ha suspendido indefinidamente los procedimientos de desalojo y una coalición de 29 propietarios neoyorquinos, se ha comprometido a no llevar a cabo las ejecuciones de desalojo durante 90 días en medio del brote de coronavirus.

Cuando se les pidió si tenían algún comentario sobre el plan a largo plazo del sistema judicial para los asuntos de los tribunales de vivienda en general y los procedimientos de desalojo en particular, luego que la suspensión de la audiencia llegue a su fin el 27 de marzo, Rhonda Hebert y Melissa Farley, del departamento de asuntos exteriores del poder judicial, respondieron: “El poder judicial observa permanentemente la situación y notificará adecuadamente cualquier cambio que se pueda producir”.

 “Situación sumamente difícil para los pequeños propietarios”

El abogado local Ben Trachten, que representa regularmente tanto a inquilinos como a propietarios en el tribunal de vivienda de la ciudad, considera que, “una moratoria a largo plazo, sería increíblemente duro para los propietarios más pequeños, que no han acumulado una reserva suficiente para tales situaciones”, dijo al Independent por correo electrónico el miércoles.

Representantes de algunos de los mayores propietarios privados de la ciudad, entre ellos Mandy Management, Ocean Management y Pike International, no respondieron a las múltiples solicitudes de comentarios en el momento de la publicación de este artículo, acerca de cómo procederán con las solicitudes de desalojo durante la suspensión y las ejecuciones de desalojo después del 27 de marzo.

A nombre de una empresa propietaria local a gran escala, de Renaissance Management, Matthew Harp, dijo al Independent por correo electrónico, que “todas y cada una de las decisiones de negocios siempre se harán con humanidad y con un sentido de comprensión, por el sacrificio compartido que a todos se nos pide durante este tiempo difícil”.

Al preguntársele cómo podría afectar exactamente la pandemia en curso a las decisiones de su empresa, al tratarse de proceder con un desalojo, Harp respondió: “Nuestra política siempre ha sido considerar la totalidad de las circunstancias cuando se decide desahuciar a alguien. Eso nunca cambiará”.

La Directora Ejecutiva de Elm City Communities/Housing Authority of New Haven, Karen DuBois-Walton, dijo al Independent por mensaje de texto el lunes, que “los desalojos no son una prioridad por el momento”. Estamos lidiando con cuestiones muchos más urgentes”.

“Las personas mayores y otras personas vulnerables, están recibiendo apoyo para que puedan adherirse a los protocolos de distanciamiento social”, escribió.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí