“Para hacer lo que yo hago tienes que ser mexicano”, Miguel Gleason, periodista

0
238

¡México insólito!, ahora recorre el país incluyendo Connecticut

STAMFORD. Con una colección de 600 imágenes que representan la historia pre-hispánica de los mexicanos en Europa guardada en museos e iglesias y cientos de historias contemporáneas de sus paisanos en las calles del viejo mundo; el periodista Miguel Gleason, nativo de México, presentó en el pasillo del Gobierno Central su libro: “Mexico insólito en Europa”.

El periodista, quien está recorriendo los museos, las calles, plazas, zonas de trabajo y hogares de sus paisanos en la Unión Americana, quiere con esto repetir el mismo ejercicio que realizó en Europa al compilar y difundir las memorias de sus ancestros  que se guardan celosamente en lugares insólitos y que gracias a su olfato periodístico está creando una red intensa de material pre-hispánico, colonial, moderno y contemporáneo; para luego de una larga investigación ponerlos en un libro que deberá volverse de orden masivo; con el apoyo del Estado, de la empresa privada y de las organizaciones sin fines de lucro dedicadas a las artes.

Con el apoyo de la Fundación Latina de Stamford (Latino Foundation) Galdino Velasco, su Presidente, presentó al periodista mexicano Miguel Gleason, quien mostró uno de los libros más importantes a nivel internacional: México insólito en Europa; obra que el autor quiere llevar a una nueva edición pero desde la Unión Americana. (Foto: cortesía de John Velasco, ¡!Qué Chévere!).

En el programa Aquí Estoy producido en Alemania, grabado en uno de los viajes de Gleason para presentar su trabajo investigativo, claramente enmarca que su pasión por encontrar “su pasado”, nació cuando salió de su país en calidad de estudiante de maestría en Comunicaciones; por eso criticó al sistema escolar mexicano que no enseña a sus niños a amar sus raíces en forma debida puesto que en las aulas escolares los instruyen -mayormente-en temas europeos como historias sobre Napoleón, la conquista desde la visión eurocentrista; pero el mundo de los mayas, aztecas u olmecas queda en segundo plano.

Miguel Gleason, narra en cada uno de sus encuentros con el público, que mayormente son mexicanos en la diáspora interesados en aprender sobre su pasado, sobre los vestigios del patrimonio cultural mexicano en Europa y con esto las piezas insólitas que ha encontrado en lugares y ciudades pequeñas donde México se incrusta en una percha familiar o en un museo comunitario o en un museo nacional.

 El autor del libro “México insólito en Europa” habla de la cultura y el arte de su país, pero también de asuntos delicados como la repatriación del patrimonio cultural único y el tráfico ilegal de bienes culturales. Y dice estar de acuerdo que mientras se conserven bien los bienes tangiles de México en el exterior deben seguir ahí.

“Si están bien cuidadas y son expuestas adecuadamente es un orgullo que estos objetos estén exhibiéndose porque finalmente son embajadores de nuestra cultura y es un orgullo que estén en los mejores museos del mundo”, dijo e indicó que se sentía honrado de ver en el Museo de New York piezas que pertenecen a la cultura mexicana muy bien tratadas y cuidadas.

Aunque aclaró que le gustarían que regresen a México los documentos a manera de cartas del archivo de Mira Monjas que están Italia que fueron custodiadas por el general Escobedo el brazo derecho de Maximiliano, emperador de Hasburgo y México, puesto que no están siendo debidamente bien tratadas.

Miguel Gleason, lleva 15 años rastreando, documentando y difundiendo el patrimonio cultural de México en Europa. Las 600 imágenes elegidas en su libro, son el resumen de las nueve mil piezas que posee y que se pueden apreciar en su libro y DVD: “México insólito en Europa”; y las 4.400 piezas restantes están en una serie de DVs seleccionadas por país en donde fueron encontradas. Francia, Inglaterra, Gran Bretaña, España, Austria y Alemania fueron las naciones elegidas.

Las fotografías reúnen textos sobre piezas que él ha hallado en sus recorridos por 435 museos e iglesias de 340 ciudades del Viejo Continente. En sus investigaciones, el autor pone matices en los tesoros arqueológicos, pero también en lo único, lo extraño y lo extravagante que caracteriza a México y a los mexicanos.

 En su encuentro en Stamford y New York compartió su pasión por la historia, el arte y la cultura de su país y pidió a sus connacionales que abran sus puertas para recorrer con su lente y su pluma la historia de sus ancestros, para luego difundirlas masivamente.

Para poder financiar el libro Gleason participó en varias convocatorias del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México (ConaCulta) y también recibió apoyo de la Cervecería Corona. Libros que son entregados a manera de regalo al mundo por parte de las embajadas mexicanas y de los gobiernos seccionales.

Desde hace un mes y medio viene recorriendo en auto los estados de Florida, Luisiana, Georgia, Alabama, Carolina del Norte,Virginia, Washington DC., New York y Connecticut; en donde -en su primer viaje a los Estados Unidos como investigador- ha podido darse cuenta que hay muchos vestigios prehispánicos en estos lares.

En su visita a New York, el periodista recorrió el Museo Metropolitano, el Museo de los Indios Americanos, el Museo del Barrio y el Museo de Historia Natural. A más de sus investigaciones sobre sus ancestros también trabaja para las revistas México Desconocido, Geo Mundo. Reside en Francia cerca de París junto a su familia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí