Por favor; ¡no leas esto!, por Waldemar Gracia

0
34

¡Seguramente querrás saber por qué este título! Una joven de Tercero de Bachillerato me lanzó un reto. ¿Usted cree que usted podría escribir algo que los alumnos del Emanuel leyeran? Luego de reflexionar un poco contesté; ¿y por qué no?

Luego de considerar diversos temas y asuntos de interés sobre los cuales podría escribir me detuve a pensar. Bueno; ¿de qué vale escribir sobre algo, si al fin; tal vez no se interesen en la lectura.

De momento; vinieron a mi memoria aquellos tiempos en los que a mi no me gustaba leer. En esos tiempos tenía yo tal vez la misma edad de mis lectores en este momento. Pensé entonces en escribir de las razones de por qué no me gustaba la lectura entonces. Y; como luego de un cambio de Paradigma; mi mente cambió; y la lectura se volvió algo importante en vida. Aunque leer es una actividad que la mayoría de las personas hacen diariamente, algunos no lo disfrutan. No te sientas mal si no te gusta leer: no estás solo. De hecho, el número de personas que no leen libros se ha triplicado en los últimos años.

¿Por qué no me gustaba leer? Según un artículo de TUSBUENOSMOMENTOS.COM señala que la gente no lee porque…

  1. Cree que leer es aburrido. Se imagina (supongo) que es parecido a comer todos los días justo lo que menos te gusta.
  2. Quiere saber las cosas… ¡ya! Le falta paciencia e interés por las cosas.
  3. Prefiere ahorrarse el esfuerzo. Leer cuesta mucho trabajo, comparándolo con otras actividades.
  4. Tiene otras opciones a las que dedicar su ocio. La lectura no cabe en su tiempo presupuestado.
  5. Es cansado. Después de todo un día trabajando, leer es un esfuerzo extra.
  6. Cuesta dinero. Esta es la peor excusa, pero se cumple: menos dinero, menos lectura. Aunque, ¿y si es al revés: a menos lectura, ¿menos dinero? Perdón. Ya me estoy saliendo.
  7. No es un hábito apreciado. No hay un gran amor por él en el entorno próximo (padres, amigos, compañeros, etc.). (1)

En mi caso particular, los puntos 1, 2, y 4 eran mi razón. En mis años de adolescencia me ocupaba mucho de los deportes, especialmente los deportes acuáticos. Puerto Rico, una pequeña Isla del Caribe rodeada de mar y sol, era muy difícil no estar en la playa navegando en un Catamarán, o buceando en aguas cristalinas. Segundo; alguien me dijo una vez; “No tienes que saberlo todo, cuando necesites saber algo pregúntale a alguien que sepa”. Dependí de esta teoría hasta que descubrí que nadie me podía contestar las preguntas que tenía pues ellos tampoco habían leído o estudiado lo suficiente. Finalmente, no tenia tiempo disponible para la lectura pues siempre estaba ocupado en algo. Especialmente en los asuntos del “amor”.

Dijo el Rey Salomón; “Todo tiene su tiempo debajo del sol” y el tiempo de tomar responsabilidad en la vida llegó. A los 17 descubrí que estaba muy rezagado en mis estudios en comparación a mis compañeros de escuela. Alguien me dijo; “Leer es la mejor manera de llegar lejos estando tan cerca. Leer es la mejor manera de saber de primera mano lo que pensaron los grandes filósofos, historiadores, científicos, incluyendo lo que Dios ha dicho en su Palabra.”

Cuando medité en esto; se encendió una luz dentro de mi y de inmediato comencé a organizarme. Quería recuperar el tiempo perdido, por que consulté con los consejeros de la Universidad y desarrollé un plan de estudio y lectura.  Durante ese proceso descubrí las 10 razones por las que no imaginaría a un mundo sin los libros. Estas razones son:

1.- Leer nos sacude el aburrimiento y el hastío.

2.- Leer nos hace comprender el mundo con mayor amplitud y mirarnos a nosotros mismos desde más ángulos.

3.- Leer nos llena de palabras, nos permite expresar ideas que jamás habíamos pensado que podríamos formular.

4.- Leer nos evade, nos aleja del mundo y de nosotros, al mismo tiempo que nos acerca cada vez más a lo que verdaderamente somos.

5.- Leer nos hace conocer a otras personas, alejadas en el espacio y en el tiempo.

6.- Leer aumenta nuestro imaginario y nuestro argumentario, nos hace críticos y libres.

7.- Leer nos reúne con nuestros antepasados y nos permite un diálogo con ellos.

8.- La lectura nos hace reflexionar, nos hace contradecirnos y dudar, dentro de una sociedad que pocas veces nos lo permite; leer es resistencia.

9.- Leer nos permite ver todas las cosas ocultas, invisibles y escondidas del mundo que no acostumbramos a ver.

10.- La lectura nos sirve de refugio de nosotros mismos, y al mismo tiempo nos permite volver a reconciliarnos con lo que somos. (2)

Así que tarde que temprano llegará el momento en que decidirás valorar la lectura. Lamentablemente, para algunos ese momento llegará muy tarde. Ojalá, y que para ti pueda llegar a tiempo y descubrir todo el mundo maravilloso que se encuentra en la Lectura de un buen Libro.

Hoy me he planteado por qué me gusta leer y por qué te aconsejaría que tú también lo hagas. En resumen; no culpemos al Internet, a los teléfonos inteligentes o a las noticias falsas por nuestros malos hábitos de lectura. La culpa es de la Ignorancia. Y ésta sólo se puede derrotar con la Lectura.

***********************************

Las opiniones vertidas por Waldemar Gracia no reflejan la posición de la Voz Hispana. Nombres, lugares y circunstancias han sido alterados para proteger la identidad de los personajes citados en la historia.

Nota: Si has encontrado esta columna útil o interesante, o si tienes alguna pregunta, puedes comunicarte con el autor por correo electrónico a: wallygracia@yahoo.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí