¿Qué pasó con Malloy?, por Elvis Tejada

0
77
Publicidad

Recientemente el  gobernador Dan Malloy revelo que no buscaría un cuatrienio más al frente de las cosas públicas del  Estado de CT.  A los que estamos cerca de los políticos no nos asombra esta declaración porque eso lo ven hasta los ciegos,  hay muchas quejas hacia la forma en que este ha manejado el Estado. Su carisma se ha apagado. Su figura como político no es la misma de cuando asumió la gobernación  hace seis años atrás.

Tres días después y como si su equipo ya lo supiera de antemano, una encuesta hecha por Morning Consult reveló que nuestro amigo Dan Malloy es el más impopular Gobernador Demócrata de los Estados Unidos con solo el 29% de aprobación entre los residentes del Estado. Según esta misma firma el más despreciado lo es el gobernador Republicano Chris Christie de New Jersey quien reclama el primer lugar, seguido por el Republicano gobernador Sam Brownbeck de Kansas. En contraste el más popular gobernador  es  Charlie Baker de Massachusetts y el gobernador de Maryland Larry Hogan, ambos del Partido Republicano. Un estimado del 75% de los residentes de Massachusetts aprueban a Baker y un 73 % aprueban a Hogan.

En sus comienzos Malloy concitaba las masas y no comprendemos su impopularidad. ¿Qué es lo que tantas personas tienen en su contra? Tal vez habría que preguntarle ¿qué hace para divertirse? Juega tennis, baloncesto, soccer, golf? ¿Con quién socializa? ¿Quiénes colaboran con él en su círculo de trabajo? ¿Cómo trata a la gente que lo ayudo a ganar? Es afectuoso? Cómo mira a la gente y como aprieta la mano cuando saluda? ¿Es afectuoso, amable, sincero? ¿Impone su voluntad sin buscar consenso?   Lo que yo sé a la perfección: Es bueno recordando nombres y lo sé por experiencia propia.

En lo que se refiere a su imagen pública Malloy desprende una imagen exclusivamente profesional: diligente, calculador, enfocado en metas, y desconfiado. Su papel de profesional y de político domina la personalidad e invade la intimidad normal con la gente del pueblo. Así lo describió Martyn Lloyd-Jones: “Cementerios enteros podrían llenarse con este epitafio: Nació siendo un ser humano, murió siendo doctor”. Sin duda mi amigo el Gobernador Malloy es una persona exitosa en lo personal  pero en la realidad el pueblo de CT no confía en personas que no nos muestran sus santuarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí