¿Qué tú no tienes una dirección de correo electrónico, Facebook o WhatsApp?

0
32
Publicidad

Vivimos en una época de mucha tecnología. Hoy día casi todo el mundo tiene una computadora en su casa, o por lo menos tiene acceso a una de ellas. La tecnología nos hace sentir seguros, pero a veces nos convierte en personas muy dependientes de ella. Casi nadie se tira de la casa sin tener por lo menos un Celular consigo. Hay quienes tienen hasta 3 o 4 celulares.

Pero te tengo una noticia, la tecnología no lo es todo. Hay quienes pueden vivir mucho mejor sin ella. Espero que estés de acuerdo cuando conozcas la historia de Roberto. Su historia me puso a pensar si vale la pena depender de la tecnología o depender de mis propias cualidades como persona. Veamos estas dos historias:

¿NECESITAS TENER UN CORREO ELECTRÓNICO PARA TRIUNFAR?:

Roberto había perdido su empleo e inicia la búsqueda de otro, luego de varios meses concurre a un clasificado de Microsoft que busca barrenderos. El gerente del Departamento de Mantenimiento de Microsoft le toma sus datos, y lo hace barrer, lo felicita y le dice que el puesto es suyo; -”por favor deme su e-mail, Facebook o WhatsApp y le avisaré el día y la hora en que se tiene que presentar”.

Roberto, desconsolado, le contesta que no tiene e-mail, Facebook o WhatsApp y el gerente le contesta que lo lamenta mucho pero que, si no tiene e-mail, Facebook o WhatsApp virtualmente no existe, y como no existe no le puede dar el trabajo. El hombre sale desesperado, no sabe que hacer, tiene sólo $2.50 en el bolsillo, entonces decide ir hasta el mercado de abastecimiento de frutas y verduras, compra un cajón de tomates de 25 libras. Roberto se va casa por casa vendiendo el tomate a $1.00 la libra; y en menos de 2 horas había duplicado el dinero, repite la operación tres veces más y luego cena en un Cafetín por $5.00, regresando a su casa con $15.00.

Roberto se da cuenta que de esa forma puede sobrevivir, y si sale más temprano y vuelve más tarde duplica, triplica y hasta cuadriplica el dinero en un solo día. Con bastante suerte de su lado logra comprarse una camionetita que al año cambia por un camión, y a los tres ya tiene una pequeña flota.

Luego de cinco años, Roberto es dueño de una de las principales distribuidoras alimentarias del país, entonces recibe a un asegurador, y cuando termina la charla éste último le pide el e-mail para mandarle las órdenes de compra, a lo que Roberto le contesta que no tiene e-mail.
Entonces el comprador le dice: “si tu no tienes -mail y pudiste a construir este imperio, no quiero ni imaginarme lo que serías si tuviese correo electrónico…” A lo que Roberto le contestó: “Claro, sería barrendero en Microsoft.”

Moraleja 1: Internet no te soluciona la vida

Moraleja 2: Si trabajas por tú cuenta y tienes suerte podrías ser millonario

Moraleja 3: Si quieres ser barrendero en Microsoft mejor tener e-mail

Observación: Si esto te lo envían por e-mail, entonces es muy probable que estés más cerca de ser barrendero de Microsoft que millonario.

DIRECCION DE CORREO ELECTRÓNICO EQUIVOCADA:

La tecnología no está libre de errores. Fíjese lo que le pasó a un amigo que se equivocó con una dirección de correo electrónico. Un amigo de Mayagüez decide ir a pasar un fin de semana largo en una playa en Cabo Rojo, en el mismo hotel donde pasaron la luna de miel 30 años atrás. A última hora, debido a problemas de trabajo, la mujer no podía ausentarse el día previsto, así que decidieron que el marido viajaría el jueves, y la mujer lo haría al día siguiente, viernes.

Mi amigo llegó sin novedad y una vez alojado en el hotel, vio que en la habitación había un computador con conexión a Internet, así que decidió enviar un correo electrónico a su mujer. Sin embargo, se equivocó en una letra al escribir la dirección electrónica, y envío el mensaje sin darse cuenta del error, hacia otro lugar.

En Miami, una viuda acababa de llegar del funeral de su marido, que había fallecido repentinamente debido a un ataque al corazón. La viuda entró a su correo electrónico, esperando ver mensajes de parientes y amigos, pero al leer el primero se desmayó. El hijo, al entrar en la habitación, encontró a su madre en el suelo sin conocimiento a los pies del computador, en cuya pantalla se podía leer:

PARA: Mi querida esposa.

Asunto: He llegado bien.

Probablemente te sorprenda recibir noticias mías por esta vía, pero ahora tienen computadores aquí y puedes enviar mensajes a tus seres queridos. Acabo de llegar bien y he comprobado que todo está preparado para cuando llegues tú, mañana.  Tengo muchas ganas de verte. Espero que tu viaje sea tranquilo y relajado como lo ha sido el mío. Te extraño y te mando un beso grande……………………….tu maridito.

PD: ¡No traigas mucha ropa, hace un calor tremendo aquí abajo!”

¿Qué te parece Cholito?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí