La Voz Hispana

El truco del espejo, por Sandra Pel?ez

El truco del espejo, por Sandra Pel?ez
August 21
00:01 2016

Se necesita un espejo. Un pu?o. Cero escr?pulos. Las ganas de trizarlo en mil pedacitos inservibles. Pinzas para retirar los pedazos que no hieren. Ganas de ver la sangre correr.

Tomas a la v?ctima, dulcemente o violentamente, esto es tu elecci?n, la pones frente al espejo, la obligas a mirarse atentamente, estudi?ndose bien, dici?ndole todo lo que de ella amas o te gusta, hablando de su cabello, de sus ojos, de sus labios, de su nariz, de su tez y cuando la sonrisa apenas empieza a formarse en su rostro?encierras su mano en la tuya, haces pu?o y golpeas el espejo con todas tus fuerzas.

Con el espejo ya roto, usas las pinzas para ir escogiendo los pedazos que no te sirven, los que la hacen mirarse completa o los que la hacen ver cosas buenas a?n.

Dejas solo los pedazos m?s peque?os que distorsionan su imagen.

Dejas solo lo inservible y lo doloroso.

Dejas solo lo que hiere, lo m?s filoso, lo m?s feo y distorsionado.

Dejas su imagen a tu semejanza?

Tomas a la v?ctima, cortando su escape y atrapando su cuello, oblig?ndola a mirarse al espejo roto mientras besas su mejilla y vas describi?ndole, otra vez, lo que ves. Le vas describiendo lo que quieres que vea.

Fea.

Deforme.

D?bil.

Irrelevante.

Gorda.

Muy negra o muy blanca.

Ojos de distinto tama?o. Simples. Comunes. Sin vida.

Cabello reseco, maltratado, mal cuidado, mal peinado.

Labios viejos, muy delgados o muy gruesos. Nadie va querer besarlos.

?La v?ctima? Mir?ndose. Atontada de dolor. Atrofiada de confianza. Amando a este ser que poco a poco la va destruyendo.

La v?ctima se deja convencer, el espejo la ayuda a hacerlo porque en ?l ve claramente que lo que su ?amor? le dice es cierto, que ella es completamente incapaz e desmerecedora de recibir amor o inspirar algo bueno. ?l tiene raz?n.

He conocido muchas mujeres que no est?n contentas con su cuerpo y s?, concedo que la mayor?a de ellas, desde temprana edad hasta que mueren, son inseguras gracias a las expectativas de belleza impuestas por el mundo (negocio) de la moda, de la belleza y del entretenimiento. Pero de ah?, de ese mont?n de inseguras salen las que m?s tristes me ponen, las que han sido v?ctimas del truco del espejo.

No lo saben, pero lo han sido.

No lo siente, pero lo han sido.

No lo aceptan, pero lo han sido.

Cuando buscamos amor, buscamos aceptaci?n a quien somos, as? lo que somos sea una amorfa criatura creada con las bases dictadas por el negocio de la mujer, porque la mujer es un negocio lucrativo, mucho m?s que el hombre. Estamos navegando en aguas infestadas de tiburones que nos venden salvavidas para cuando caigamos al agua, sabiendo bien que nos devoraran mucho antes de poder pon?rnoslo.

Esa es la industria de la belleza. Y esta industria es la mejor aliada del maltrato psicol?gico al cual muchas mujeres, sino casi todas, son expuestas, ya sea por ellas mismas, por su entorno o por sus parejas sentimentales.

Hay un ?est?ndar? que alcanzar para ser ?prime? o ?excelente?. Mujer ?prime? o mujer ?sub-est?ndar?, eres una de las dos, en los ojos de ese espejo que todas adquirimos o que nos regalaron en alg?n punto del camino cuando nos graduamos de mujeres.

No me malinterpreten, la coqueter?a, la vanidad y la belleza son naturaleza de nuestra especie, no solo de nuestro g?nero, pero injustamente se utilizan para hacer da?o en vez de para afianzar la seguridad del individuo. Se usa como un arma y quienes lo usan son los abusivos, los dominantes, los individuos que, al carecer de car?cter, de seguridad en ellos mismos o de huevos, necesitan triturar bajo el pie machista a su pareja y as? asegurarse que nunca los abandonen o les hagan da?o. Como la teor?a de defender la paz haciendo la guerra, as? mismo de enfermiza es la noci?n.

Una chica, joven, linda, delgada, risue?a, adorablemente tosca y con unas ganas de vivir que contagian a quien no la conoce a profundidad, fue quien me hizo entender este m?todo malvado que se utiliza para aplastar a la mujer.

Ella sufre a su ex-pareja, pero no porque lo ama o amaba, sin, o porque fue v?ctima del truco del espejo. Fue destrozada internamente hasta que ahora cada que se mira a cualquier espejo solo ve lo que ?l le hizo ver. Alguien fea, triste, atrofiada, que nadie m?s que ?l va a amar y que nadie m?s que el podr? hacer el favor de recoger del piso donde se merece vivir porque es tan poca cosa.

Ella se lo crey? y se lo sigue creyendo.

Cigarrillo tras cigarrillo solo esconden inseguridad y necesidad que alguien le cierre los ojos del recuerdo para no seguir viendo en el espejo de su alma los pedazos que aquel hijo de puta dejo.

No es que ella sea v?ctima, sino que fue el objeto que un sujeto utilizo para sentirse m?s-que, porque eso requieren hombres inseguros, sentirse m?s que la mujer que tienen para no tener que enfrentar que ellos son tan poca cosa.

Ella, valiente, a?n lleva los cortes de aquel recuerdo, pero poco a poco va abriendo los ojos al hecho de que esto fue solo un truco desesperado de quien sab?a desde el principio que ella era demasiada mujer para ?l y demasiado ser humano como para abandonarlo a su desgraciada existencia.

La cura es simple, m?rate al espejo con tus ojos no con los del recuerdo de sus palabras o sus acciones. M?rate como te mirabas de ni?a, cuando el mundo te dec?a, a gritos, a risas, a ganas incesantes de amar y vivir?que eres la belleza personificada y mereces ser feliz.

Share

About Author

Sandra Pel?ez (S.A. Cig?ny)

Sandra Pel?ez (S.A. Cig?ny)

Related Articles

Buscador de noticias

AHCT-32706

Caricaturas de Reinaldo

Caricatura-03-23-17 caricatura-0316-17 Caricatura-030917 caricat-030217 Caricatura-02-2317 caricatura-021617

MPH_160x600_Q40149_HM_Switch_leftright_ST_F2

Banner-Amtrak

 

CLASIFICADO

Class-020917-17

la voz radiotv en vivo

La Chiva de Maricarmen

Estafan a inmigrantes indocumentados haciéndose pasar por agentes de Inmigración

¡No envíe dinero a nadie y no haga caso a estas llamadas telefónicas!, dice policía.

+ +