martes, 21 oct 2014

Última actualización:01:32:23 AM GMT

    

La Voz de Conneticut

    
Banner
jSharing - JA Teline III

“Cansada de la política

Querida Tía Julia: Soy una muchacha de aquí de Hartford, ciudad a la que nos mudamos desde New Brinski (New Britain) ya que mi esposo quería ser policía pero como no es blanco, lo miraron de lado, se ofendió y decidió probar suerte por acá.

Sin embargo le escribo para abrir mi pecho y mostrarle una pequeña llaguita que tengo en el corazón que si sigue así, se trasladará hacia el estógamo y cogeré una úlcera que me han dicho duelen más que perder una elección para alcalde.  ¡Es que eso duele!

Resulta que con esto de las famosas elecciones de los comités de los demócratas, ya no puedo estar tranquila en mi casa porque a cada rato me tocan la puerta (toc-toc-toc), comienza a ladrar mi perro, cacarea un gallo que es mi mascota de Puerto Rico, y yo debo ponerme una batola porque a mi me gusta andar cómoda en la casa y medio esnúa.

Cuando abro la puerta ya que a veces tanto me aburre esta cosa que me quedo callada y juego al submarino; vienen distintas personas a las que no conozco y comienzan con un bla-bla-bla más aburrido que bailar bachata sola.  Como toda esta gente habla lo mismo, me atreví a grabar la conversación para que usted se dé una idea de la sarta de adulaciones y zanganerías con las que me tengo que desayunar.

Para que usted sepa, ellos pueden llegar al mediodía, cuando estoy viendo el programa de Jerry, o exactamente cuando están mostrando la telenovela por Telemundo.  Lea para que vea.

Los invasores (así yo les llamo): ¿Cómo estás mi amol, mira que lindo el perrito, hummmm así es que tienes un gallito y que linda la batola, se parece a la que yo me compré en la tienda de Un Dólar.  ¿Estabas durmiendo?, veo que tienes el pelo más revuelto que un asopado de fetuccine, ja-ja-ja.

Yo: ¿Y en que les puedo servir ya que tengo que ir a la iglesia? (con una voz bien seca ya que no me gusta el afrentamiento)…

Los Invasores: Nada, nada muchacha, somos lideres indiscutidos de la comunidad que te vamos a resolver todos los problemas que tengas ahora y en el futuro cercano, pero que necesitamos que nos firmes esta planilla para que podamos ir en la papeleta, lista B, y así sacar de sus puestos a la gente que hay ahora y a los que se les escapan las tortugas…

Yo: Es que yo no quiero ya votar ya que no me gusta la política…

Los Invasores: Te entiendo, te entiendo mi amor, pero lo que te pedimos es que nos apoyes solamente para tener el derecho de ir en la papeleta para el 6 de marzo.  No te tiene que gustar mi cara ya que me la conseguí en la tienda de a dólar, ja-ja-ja…Mira, si no puedes caminar bien o te da fatiga, puedes votar desde la casa y nosotros te ayudamos…Por casualidad ¿se ha muerto aquí alguien que estaba inscrito?

Tía, tanto fastidiaron que para sacármelos de encima, firmé de malas ganas unos papeles y así se fueron.  No había pasado media hora y llegaron otros con la misma cantaleta de que son buenos vecinos, que les gusta mi gallo, que mi batola es más elegante que el traje de Madonna, y otras changuerías que ya me afectan el interior profundo del cráneo.

¡Usted no sabe las veces que ya he firmado y le he visto la careta a un señor alto que no se calla! Tanto molestan que esto me está enfermando de los nervios y mi perrito que es un Chihuahua, está afectado de las cuerdas vocales y ladra ahora como un bulldog.  Mi gallito está deprimido y ya no pica.

Tía, usted que sabe tanto como la Dra. Polo, ¿No sabe de algún sistema para evitar estas visitas que me cansan tanto como la de estos muchachos mormones y que al menos son más bonitos?

Si se le ocurre una idea o dos, déjeme saber ya que mi esposo se quiere regresar a New Brinski y vamos a pasar malos ratos.

Saludos,

Victoria


Respuesta

Querida Vicky:

Tu drama me acongoja profundamente el espíritu ya que entiendo como te sientes con tu privacidad afectada con tanta visita a la que me imagino añadirás la de los Testigos y Pentecostales que te caen encima los días domingos con esto del fin del mundo y el Atalaya.

En esto de las batolas tienes razón ya que a mi también me agrada estar cómoda en mi apartamento y mucha visita me cansa más que un trabajo como operadora telefónica de los Dunkin Donuts.

Es que como decía Walter Mercado a quien le está fallando el motorcito también llamado el corazón, tu morada debiera ser un altar donde eres la reina o rey y nadie debiera chavarte el alumbramiento.

Lo que te puedo decir es que participar en los asuntos de tu ciudad es muy importante ya que en el concilio municipal y en la legislatura se deciden asuntos tan importantes como aquello del pago de impuestos a la propiedad que afortunadamente y desde que fueron al otro, ya no los están aumentando.

No sé si además del Chihuahua y del gallito tienes niños en la escuela, ya que en la legislatura se decide los chavitos para costear los gastos de la educación.  Para que decir de las elecciones para el presidente ya que dependiendo de quien esté arriba, y Dios nos proteja, continuarán los almuerzos y desayunos gratis para los nenes que lo necesiten porque tú sabes como están las cosas y lo que ha subido el precio del arroz, el pan y los gandules.

Gracias al Todopoderoso, las elecciones para los comités del pueblo que son la célula básica del funcionamiento de los partidos políticos, no se llevan a cabo todos los años, aunque debo reconocer que después vendrá la campaña para la presidencia, representantes, senadores, y para la Junta de Educación que está más agitada que un quinceañeros de gata.

En otras palabras m’hija, sé paciente, no te alborotes ni te comas un cable, aunque es verdad, y de acuerdo a lo que se sabe, llega también gente a hablar de otros diciendo cosas feas que no repito aquí, pero que a veces se transmiten por las radioemisoras y duelen.

Sin embargo, veo que tú y tu esposo que se frustró con la policía de New Brinski, parece que están inscritos ya que de no ser así no les visitarían.  De ser así les felicito ya que como digo, esto de los comités cesará pronto.

Te doy algunas ideas para evitar la repetición de caras y gente que visita con la misma cantinela.  Consíguete unos pedazos de cartulina ojala de color blanco como la nieve que no quiere caer, y un magic market rojo y preparas un cartel que diga:

“Sorry, estamos con el flu,” o “estamos fumigando por la presencia de insectos malos.”

Veras como pa’rapido se acaban las visitas al menos por un tiempo de los hermanos Atalaya, los mormones, y los políticos del barrio que en el fondo son gente buena y que caminan más que un cartero.

Espero que te haya ido bien con los regalos de Don Valentín y que tu esposo postule a los bomberos o a la policía de Hartford, aunque en todas partes se cuecen las papas.

Un besito y lo más importante para ti y tu esposo, cuídense. Ah, ten cuidado con lo del gallito ya que en Connecticut es ilegal meterlos en disputas con otros gallos.

La Titi Julia



blog comments powered by Disqus
blog comments powered by Disqus