Banco de Alimentos necesita donativos porque ya está usando las reservas del verano

0
12
Ante el estado de emergencia del Estado, familias enteras se están quedando en su casa y con esto se están comiendo los alimentos que normalmente consumían en dos semanas, en apenas una semana; por eso el Banco de Alimentos invita al público a donar dinero o comida en buen estado para seguir abasteciendo a la comunidad mientras sigue el corona virus.

STAMFORD. El Banco de Alimentos de Stamford está luchando por proveer comida durante el brote de coronavirus a las más de 90 agencias del condado de Fairfield, a su vez seguir almacenando alimentos ante el brote de coronavirus; mientras tanto, está usando las reservas guardadas que normalmente son consumidas en el verano.

El Banco de Alimentos del Bajo Fairfield Country está solicitando “desesperadamente” alimentos y donaciones monetarias para no experimentar una escasez de suministros, dijo Kate Lombardo, directora ejecutiva.

A medida que la cantidad de personas infectadas con el virus continúa aumentando, las agencias de servicios humanos desde Greenwich hasta Wilton están mirando al Banco de Alimentos para llenar el vacío de las alacenas cada vez mayor.

Los temores de un posible bloqueo local hacen que algunas agencias asociadas “dupliquen” la cantidad de alimentos que están distribuyendo a los clientes y, como resultado, el Banco de Alimentos, que abastece a las agencias asociadas, está sintiendo la peor parte.

Las agencias saben que tienen que prepararse como el resto del público. Reconocen que sus clientes no lo tienen, por lo que están duplicando la cantidad de alimentos que les están dando, de modo que si el problema se vuelve más difícil y las familias tienen que permanecer en la casa durante más de 14 días o un mes como medida de precaución debido a esto virus, no tendrán los (recursos) para hacerlo “, dijo Lombardo.

Actualmente, el Banco de Alimentos tiene aproximadamente la mitad de la cantidad de alimentos que normalmente tendría en esta época del año y los trabajadores están comenzando a colocar en las perchas del Banco suministros que normalmente no serían tocados hasta agosto o septiembre, dijo Lombardo.

Ella y otros líderes de servicios humanos están pidiendo al público que done dinero o alimentos no perecederos, como leche enlatada, sopa, arroz, pasta, cereales y atún, y otros artículos de emergencia como champú, jabón, cepillos de dientes, papel higiénico y desodorante. . La organización también aceptará pañales y otros artículos para bebés.

Lombardo dijo que las donaciones monetarias la ayudarían a ella y a otros líderes de servicios sociales a comprar artículos, a granel, a un costo más barato. Normalmente, Kate Lombardo también le pediría a la gente local que organice campañas de comida, pero hoy por hoy las grandes reuniones conducen a contener el virus, dijo.

“Entonces, estamos en un dilema. Estamos en una especie de lugar en el que nunca hemos estado antes”, dijo.

El lunes por la mañana, las estanterías de las instalaciones parecían estar medio abastecidas. La instalación estaba funcionando pero hay una escacés de cereales, sopa, atún y pasta, áreas del almacén que a menudo están llenas. Una caja de pasta se encontraba junto a su solitario, no lejos de la entrada del edificio.

“Nunca pudimos deshacernos del espagueti (y) la pasta. Ahora se ha ido”, repuso Lombardo.

Las despensas de alimentos más grandes, como la agencia Person to Person de Stamford, todavía no están viendo un aumento en las personas que se acercan a su agencia para obtener alimentos, ni están solicitando un excedente de esos artículos al Banco de Alimentos, indicó, Nancy Coughlin, directora ejecutiva de Person to Person.

Las despensas de alimentos más pequeñas tienden a depender más del Banco de Alimentos y pueden comprar allí con anticipación, dijo Coughlin.

“No lo hacemos, porque mantenemos un inventario de 1 a 2 semanas, por lo que no nos quedamos sin cosas, por lo que no nos estamos abasteciendo”. Algunas de las despensas más pequeñas podrían estar haciendo eso”, indicó.

Pero Joyce Gumbus, directora de una despensa de comida más pequeña de la Iglesia Wilson Memorial en Stamford, señaló que tuvo que rechazar a los clientes cuando se quedó sin comida el jueves pasado.

“Es un gran miedo y no creo que el mundo realmente lo esté entendiendo en este momento”, dijo Gumbus, quien no ha experimentado un evento como este en los 15 años que lleva 164 Wilson Food Pantry.

Los ancianos, las personas enfermas y las madres con niños pequeños se preguntan si habrá suficiente comida para ellos, si la situación se multiplica, dijo Gumbus.

“La gente no entiende; tenemos pobreza en nuestra comunidad”, dijo Lombardo.

“En el Condado de Fairfield; piensan que todo el mundo está bien y elegante. Y no es así. ¿Es más difícil vivir en una comunidad rica cuando eres pobre?, cuando todos los que te rodean están en la misma batalla remando en el mismo bote. (Luchando) la gente va contra la corriente”, reflexionó Lombardo.

Si bien los líderes del Banco de Alimentos tienen una gran necesidad de alimentos donados, están pidiendo al público que se abstenga de dar bolsas de comida en mal estado, abiertas o a medio comer, que dijeron haber recibido en el pasado en muchas ocasiones. “Pon sobre la mesa de alguien lo que pondrías sobre tu mesa”, dijo.

Willie Johnson, gerente del almacén en el Banco de Alimentos, intervino mientras estaba parado junto a Lombardo. “Algunas personas tienen la mentalidad de que las personas de bajos ingresos aceptarán cualquier cosa”, dijo Johnson. “Pero (eso) necesita ser erradicado porque no es verdad”.

Si usted quiere donar o recibir alimentos puede comunicarse directamente a: Food Bank of Lower Fairfield County, Inc., 461 Glenbrook Road, Stamford, llamando al (203) 358-8898.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí