Djokovic, positivo por coronavirus después de reírse de las medidas anticontagio

0
19
Djokovic, fotografiándose con el público del Adria Tour (Efe)

El serbio ha puesto en peligro al mundo del tenis organizando un torneo sin medidas de seguridad y en el que ya se han registrado varios contagios

EFE.- El tenista Novak Djokovic acaba de anunciar que ha dado positivo por coronavirus. Se trata del cuarto tenista, tras Dimitrov, Coric y Troiki, en ser contagiado después de volver del Adria Tour, un torneo benéfico organizado por el serbio durante las últimas semanas. Según la prensa serbia, además de los tenistas, habría otras tres personas infectadas: Kristijan Groh, entrenador de Dimitrov, Marko Paniki, preparador físico de ‘Nole’, y Aleksandra Troiki, esposa de Viktor Troiki y embarazada de varios meses.

Lo que debería haber sido un torneo benéfico para recaudar fondos a favor de los afectados del virus, lleva camino de convertirse en el mayor foco de infección del mundo del tenis. Los motivos son lamentables: no se ha adoptado ninguna medida de seguridad para proteger a los jugadores, los trabajadores o el público. Los partidos se han jugado con las gradas llenas, los jugadores se han abrazado entre ellos y con el público e incluso se han cerrado discotecas para que los tenistas hicieran fiestas.

El propio Djokovic había mostrado su desinterés por las medidas de seguridad recibiendo a la mayoría de jugadores en el aeropuerto, entre abrazos y sin mascarillas. Después acogió a 4.000 espectadores sin reducción de aforo ni gel para limpiarse las manos. Ni test, ni control de temperatura, ni distancia de seguridad: Djokovic ha organizado el torneo como si el virus nunca hubiera existido.

Las imágenes del torneo escandalizaron de inmediato al mundo del tenis, que ha criticado con dureza el torneo de Nole. “Temerario y decepcionante”, “liderazgo estelar” o “felicidades”, son comentarios de algunos compañeros de circuito como Noah Rubin, Mitchell Krueger o Nick Kyrgios.

“Todo lo que hemos hecho en los últimos meses lo hicimos con las mejores intenciones. Nuestro torneo quería transmitir un mensaje de solidaridad y ayudar a los tenistas del sudeste de Europa a reanudar sus actividades después de la propagación del virus”, ha escrito Djokovic en una nota, en la que también informa del positivo de su esposa, la filántropa Jelena Ristic. “Organizamos el torneo con el objetivo de recaudar fondos, creyendo que el virus había disminuido y que las condiciones para jugarlo se cumplían. Pero desafortunadamente el virus todavía está entre nosotros, y es una realidad a la que tenemos que acostumbrarnos. Lamento mucho todos los casos, espero no haber complicado la salud de nadie y que todos puedan estar bien. Permaneceré en autoaislamiento durante 14 días y repetiré la prueba en cinco días”.

Por si el tenis no tenía suficiente contacto, los tenistas también jugaron al fútbol y al baloncesto (Reuters)

Pese a sus disculpas, lo cierto es que Djokovic, que además de ser el mejor tenista del mundo es también es el presidente del sindicato de tenistas, ha puesto en peligro al mundo del tenis al obviar unas medidas de seguridad que estaban al alcance de su mano. Su posición como líder de los tenistas profesionales comenzó a ponerse en duda durante la pandemia, cuando Djokovic se declaró, por sorpresa, contrario a la vacunación: “Personalmente, me opongo a la vacunación y no quisiera que alguien me obligase a vacunarme para poder viajar. Pero, si se vuelve obligatorio, ¿qué pasará? Tendré que tomar una decisión”, reflexionaba en las redes sociales. Hace unas semanas, el serbio insistió en esta línea heterodoxa criticando el “exceso de medidas de seguridad” del US Open y llegando a plantear la posibilidad de no participar. Se prevé que en los próximos días surjan nuevos casos entre los participantes del Adria Tour.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí