Inspirando a otros al cambio, a la realización de sus sueños, por Carolina Soto

0
137

¿Hay alguien en tu vida que desees que cambie? Siempre existe alguien en nuestra vida que deseamos que realice sus sueños y ese gran potencial que tienen dentro.

Todos recordamos esta frase: “Yo tengo un sueño”

Es una frase que se convirtió en un icono para todos aquellos que tenemos sueños. Proclamada por Martin Luther King Jr. a las 11:00 a.m. un 28 de Agosto de 1963, cuando dio el discurso que creó el movimiento que marco la historia de la nación para siempre. Inspiró a la nación a cambiar no sólo por el bien de la minoría, sino por el bien de todos.

En otro caso: Un 17 de Diciembre de 1903, un pequeño grupo de personas fue testigo de un hecho sin precedentes. Un hombre volando, por primera vez en la historia. Samuel Pierpont Langley estaba listo para ser el primer hombre en pilotear un aeroplano. Los Hermanos Wright en su ingenio fueron los autores de esta gran hazaña.

Ninguno de los miembros del equipo tenía estudios superiores y algunos ni siquiera tenían educación escolar completa.  Sin embargo, este equipo generó lazos muy fuertes, y juntos, en un humilde taller de bicicletas, hicieron realidad su visión.

Tu “YO PUEDO” es más importante que tu coeficiente intelectual. Robin Sharma.

Inspirando a otros al cambio, a la realización de sus sueños.

Una vez más…¿Hay alguien en tu vida que desees que cambie?

Definitivamente. Siempre tenemos alguien que nos gustaría ver en una mejor condición. Que nos gustaría que pudiera cumplir sus sueños. Inicialmente debemos de entender que eso es una decisión que solo el individuo puede tomar. Nosotros no tenemos la potestad de intervenir en eso.

Nosotros no podemos hacer que otros cambien. Probablemente en algún momento hemos tenido algún tipo de conflicto con esto.

Lo que si podemos hacer es ayudarlo a que reaccione y que reconozca que debería hacer un cambio en su vida.

Si quieres acompañar a alguien en este proceso porque entiendes que esa persona te ha abierto la puerta y te ha brindado el consentimiento para hacerlo.

Aquí cuatro herramientas para provocar este cambio:

  1. Conciencia. Si desea que alguien cambie, primero ayúdelos a tomar conciencia de cómo su es su comportamiento o no está sirviendo para la realización de sus metas. ¿Cómo haces esto? A través de preguntas. Nunca diciéndoles cómo hacerlo.

Algunas de las preguntas claves pueden ser:

  • ¿Estás consiguiendo lo que te has propuesto?
  • ¿Estás logrando conseguir enfocarte para conseguirlo?
  • ¿Cómo crees que otras personas te están viendo?

La clave es evitar culparlos o pedirles directamente que cambien. Es en su propia reflexión que la puerta a la conciencia de repente se pueda abrir.

¿Tienes un modelo a seguir? ¿O has pensado en alguien quien te inspire?

Con esto puedes abrirle la conciencia para que ellos realicen el ejercicio de buscar ese modelo a seguir.

Vive tan bien que otros encuentren la fuerza para generar un cambio y que ese cambio sea a través de tu ejemplo.

  1. Aceptación. Antes de ayudar a tratar de cambiar a alguien, procura conocerlo y aceptar exactamente donde están. Esto no significa que usted debe aprobar su comportamiento. Más bien, expresamos la intención de apoyarlos a través de su proceso. La mejor herramienta para el cambio es la bondad, la compasión y la misericordia. Ser más empático y amable con otras personas puede ayudarles a sentir el apoyo que necesitan para tomar los primeros pasos.
  2. Rendición de cuentas. Las personas necesitan sentirse responsables de cambiar su comportamiento, como si estuvieran a cargo de su vida y fueran responsables de ello. Hay una gran diferencia entre “hacer lo posible” y “hacerlo posible”.

Preguntas poderosas para llevarte a la reflexión:

¿Qué te gustaría lograr primero?

Con esta pregunta directamente estas abriendo un pensamiento reflexivo en la mente de esa otra persona.

Pregúntale lo que quiere pero traspásale  la responsabilidad por eso que quiere. Ahora,  muéstrale siempre el apoyo y reconoce su esfuerzo.

  1. Acción. Instalo a establecer un plan.
  • Que se quiere alcanzar (objetivo)
  • Cuánto se quiere lograr (cantidad y calidad)
  • Cuándo se quiere lograr (en cuánto tiempo)
  • En dónde se quiere realizar (lugar)
  • Con quién y con qué se desea lograrlo (personal, recursos financieros)
  • Cómo saber si se está alcanzando el objetivo (evaluando el proceso)
  • Cómo determinar si se logró el objetivo (evaluación de resultados)

¡Si te pareció útil te invito a que la compartas! Suscríbete a mi página www.carolinesoto.com para que nos mantengamos comunicados y así podamos continuar desarrollando Tu IQ Empresarial.

Caroline Soto, MBA

Estratega de Negocios y Profesional de Recursos Humanos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí