Los Puntillazos de la Política del IRS

0
104
Publicidad

O, “nosotros pagamos, pero otros no”

Por Don Felo Vizcarrondo, su amigo honesto


Insana política de inmigración afectará la agricultura y ganadería

Aunque habíamos escuchado acerca de este rollo viniendo desde California donde hay granjas, viñedos y sembradíos, ya en Vermont se están preocupando por las consecuencias de las nuevas pólizas (más bien palizas) que afectan a la población inmigrante documentada o indocumentada, tengan o no permisos para trabajar.

El estado de Vermont que como usted sabe se bate muy bien con la ganadería y agricultura tiene un ingreso anual de dos billones de dólares en comercio con otros estados y países.En un lugar donde predomina el vacuno y las vaquitas, hay un gran porcentaje de inmigrantes que lidian con el cuido del ganado y otras tareas que jamás harán los hijos de Donald Trump o los familiares de Mark Bertolini que guisa como CEO en la compañía AETNA y a quien “compensan” anualmente con 41 millones de billetes.

Como Trump y sus secuaces supremacistas tiran las iniciativas y después que meten la pata van cambiando las cosas (y puede ser tarde), están perjudicando a la agricultura, avicultura, horticultura, y la actividad ganadera del país cuyas consecuencias pueden ser gravísimas.

No debemos olvidar que la mayoría de las “nanas” de los ricos son inmigrantes y ahora a los bebitos i nenes como Barron, tendrán que cuidarlo inmigrantes de Eslovenia o Estonia.

“Fijarse antes de proceder” es un sabio consejo que no trabaja en el cerebro caótico de Trump que está confundiendo y enredando la política internacional con sus cambios de “mood,” las mentiras, cosas que no se ven, y la amnesia senil. Probablemente es la menopausia.


 

Desfile Puertorriqueño en receso por un año completo

En una dramáticareunión que se llevó a cabo en el Centro Recreativo Samuel Arroyo en el parque Pope, los asistentes que asistieron para discutir el futuro de la Parada Puertorriqueña que cada año auspicia el Connecticut Institute for Communiuty Development Puerto Rican Parade Committee (este es de partida un nombre más largo que la ruta 66 y olvídese de la traducción), se decidió que el evento que atrae a unas 40,000 personas y se lleva a cabo usualmente en el mes de junio; no se llevará a cabo este año 2017.

Ana Valencia Jackson, una de las activas organizadoras dio la noticia informando que había recibido por los medios virtuales unas 50 quejas y que la asistencia a la reunión fue solamente de 20 almas incluida la presencia de dos concejales hispanos.

El ya legendario evento que incluye el desfile con las carrozas, reinas, princesas, princesitas, y representaciones cívicas y sociales de Greater Hartford, cuesta caro y se informó que el comité organizador tiene que recolectar $100,000 billetes para hacer del desfile una realidad tangible y no una entelequia.Dentro de la cantidad está el pago de la policía que los domingos cobra más caro y lo pasan como sobretiempo.

El receso de un año permitiría que se reagrupen las fuerzas, se decidan cosas importantes tales como hacer el desfile un día sábado y no domingo para rebajar los costos, y definir las metas, presupuesto y objetivos.

No sabemos si los que participan en el desfile pagan algo por estar allí, pero el año pasado notamos una serie de camiones de empresas que proveen fianza, funerarias y academias de artes marciales y de las otras, que no se veían bien, como tampoco unas nenas con la cara llena de risa y sin sostenes que viajaban en una limusinas propias de chulos o traficantes.

Otros han logrado a través de décadas publicidad gratis, pero no sabemos si se ponen con algo de billete.

Ahora que hay una nueva superintendente de escuelas, joven y con energía, se debiera integrar mucho más a las escuelas para darle al importante evento que dicen se inició en 1958 (yo todavía no había nacido) y darle un sentido educativo, cultural y cívico.También afean el desfile la fila de automóviles, motocicletas y bicicletas que no aportan en nada a lo kurturar y que meten un ruido de madre.

Dennos una llamadita y les aseguramos que sentimos el sufrimiento de lo que es organizar cualquier evento ya que se trabaja mucho demasiado y a la gente le gusta criticar sin mover un dedo.


 

Cada año la planilla, pero hay quienes que no se preocupan

La nación estadounidense y lo decimos así ya que se mal acostumbra a decir los “americanos” que implicaría a todos los que viven en el así llamado Nuevo Mundo incluido yo, o “norteamericanos” que significa los que viven en América del Norte donde los Estados Unidos comparte territorio con el Canadá, estamos ajorados por esto de las planillas del IRS.

Es que desde tiempos inmemoriales y debemos remontarnos al imperio romano, la gente pagaba tributos al Cesar y este no pagaba na.Donald Trump hace lo mismo.Se ha negado obstinadamente a dar a conocer sus planillas de pago de los últimos DIECISIETE años, cuestión que ni a usted ni yo se nos permite.

El muy descarado no quiso dar a conocer sus planillas de pago cuando era candidato y ahora que se cree el rey no desea hacerlo ya que afirma estar “por encima de la ley” y no se le puede demandar por mentiroso y fraudulento.Para explicar esta excepcionalidad, Donald Pinocho ha dicho que ha usado de un modo inteligente las leyes para de este modo no pagar impuestos.Wowwwww.

Ahora se está anunciando que se le someterá a una auditoria y veremos qué pasa.

Por ahora, los pobres mortales que no somos ricos debemos pagarle impuestos al Estado y al gobierno y con la propuesta de presupuesto de Trump, mucho de lo que le pagamos al gobierno federal cubrirán los excesivos gastos de Defensa, que yo llamaría más bien de “ataque” porque cada vez que se bombardea con los misiles lanzados desde naves de guerra, se desperdicia millones de dólares.Incluso se afirma que Trump tiene acciones en la compañía que los fabrica y por lo tanto mientras más se usen, mas chavos gana el presidente.Oh my God!

Sigamos pagando los impuestos que no estarán dirigidos a mejorar la educación pública, la calidad del aire, o los programas sociales; sino que los gastos de “defensa.”


 

Nos equivocamos de profesión, hágase CEO

Al menos y hablando de impuestos, los cheches de las compañías de seguro y grandes corporaciones no se arrugan ni la faz se les sonroja cuando se dan a conocer sus ingresos económicos. Este muchacho Mark Bertolini, mandamás de la compañía AETNA con sede en Hartford recibió la hermosa suma de $41 millón de dólares en “compensaciones” el pasado 2016, además de $38.2 millones por ganancias en el valor de las acciones de la compañía.Estos hermosos beneficios se calcula que son unos de los más elevados si se comparan con los tres cuartos de otros CEOs en posiciones semejantes.

Ahora tenemos que averiguar cuál es la diferencia entre “compensación” y salarios.Será quizás una forma “inteligente” para no pagar impuestos A Mamerto le “compensan” con $30,000 al año en su trabajo de investigador privado que no es mucho, pero que lo hace contento porque es part-time y la movida le agrada.

A un empleado de los DD lo “compensan” (y con suerte) con $10 dólares la hora y a un maestro que comienza su carrera lo “compensan” con unos $45,000 después de seis banos en la universidad.

Averiguaremos donde se aprende a ser CEO y se lo dejamos saber.No vaya a las universidades Trump.


 

Legislatura castigará con impuestos los refrescos dulces

En una medida que a largo plazo intenta proteger a nuestra población de consumir exceso de azúcares que producen obesidad prematura y pueden gatillar o agravar casos de diabetes, el Comité de la legislatura que tiene que ver con estos asuntos, ha estado escuchando a partidarios y opositores a la idea de aplicar un impuesto de un centavo por onza a las bebidas que contienen el azúcar que al igual que la sal, atraen a los consumidores mucho demasiado.

De esta manera la propuesta de ley 7314 que pasaría en fecha próxima a la asamblea general, podría generar con el nuevo impuesto $85 millones de ingreso extra para Connecticut.

La medida ha alegrado al Dr. David Katz director del Centro de Investigación y Prevención de la Universidad de Yale que está metido de lleno en un esfuerzo para disminuir las alarmantes tasas de obesidad infantil.

Del mismo modo como se ha aumentado el impuesto a los letales cigarrillos, el impuesto al azúcar limitaría las ansias de los consumidores amantes de la abundante azúcar que hay en la mayoría de los productos que ofrecenlos Dunkin’ Donuts y en cualquier mercadito donde usted no encuentra absolutamente NADA que no contenga muchos endulzantes o exceso de sodio.

Así estamos mi hermano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí