Murió el hombre de West Haven que recibió una llamada del presidente Trump

0
88
Publicidad

WEST HAVEN – Un devoto fanático del presidente Donald Trump que tuvo un último deseo hace ocho días cuando Trump lo llamó por teléfono, murió en paz mientras dormía durante la noche del martes, pero murió feliz, dijo el miércoles su hermana.

“Creo que literalmente vivió su mejor momento en la última semana”, dijo su hermana Bridgette Hoskie, concejal del Distrito 1; de su hermano menor, Jay W. Barrett, de 44 años. “Era el mejor momento de su vida”.

Barrett, quien se encontraba en las etapas finales de la fibrosis quística y recientemente recibió atención de cuidados paliativos en el hogar, ocupó los titulares internacionales la semana pasada después de que recibió la primera llamada de Eric Trump, luego Donald Trump, y el sábado recibió material de campaña de Trump .

Después de que el presidente Trump lo llamara, Barrett, emocionado, dijo: “No puedo creer que haya llamado. Estoy extasiado al respecto … Fue una experiencia increíble”.

La voz y las opiniones de Barrett se mantuvieron firmes hasta el final.El sábado, cuando recibió la entrega de Patton, amigos y familiares se habían reunido para la feliz ocasión y la energía de Barrett no parecía menguar. Después de la entrega, se dirigió a un evento de West Haven Pizza Wars con Patton y la alcaldesa Nancy Rossi.

 

La historia cautivó los corazones del mundo en parte porque Hoskie es “100 por ciento demócrata”, mientras que su hermano era republicano “por todas partes”. Sin embargo, Hoskie hizo realidad el deseo de su hermano al llegar a Facebook a través del pasillo político para conseguir amigos. enviar un correo electrónico a la Casa Blanca y solicitar una tarjeta o carta del presidente.

La comunidad de West Haven respondió, tanto demócratas como republicanos, para apoyar a Barrett y Hoskie. Ella  dijo que ni la política ni la religión deberían interponerse entre la familia y que lo que más importaba era el amor por su “hermanito”.

Patton, quien es oriundo de New Haven, vio la publicación en Facebook y llamó a su amigo Eric Trump. El presidente Trump llamó a Barrett el martes pasado y los dos conversaron como viejos amigos.

Trump alentó a Barrett a continuar la pelea, diciendo: “Necesitamos gente como usted de nuestro lado: luchadores” y le prometió un lugar en el centro de la primera fila en su próximo mitin en esta área.

Barrett le dijo a Trump que votaría por él en 2020, “si Dios lo permite”.

El sábado, Patton le entregó a Barrett una gorra roja “Make America Great Again” autografiada por el presidente Trump y una chaqueta de campaña 2016 excepcional.

De los regalos, Barrett dijo en el momento de recibirlos: “Es genial, bastante mal”. Barrett continuó diciendo: “Él es (Trump) la persona que siempre pensé que era. Él necesita ser representado como una mejor persona “.

Hoskie dijo entre lágrimas el miércoles que su hermano tuvo la mejor semana de su vida, no solo por la emoción de conectarse con la familia Trump, sino también por todo el amor, la atención y los buenos deseos que llegaron desde todo el mundo.

“Estoy muy contento de que el presidente lo haya llamado”, dijo Hoskie el miércoles, y agregó que su hermano “se sintió famoso”.

Hoskie dijo que recientemente le dieron a su hermano seis meses o menos de vida y que los médicos creían que serían menos de seis meses, pero no tan pronto.

“Pensé que teníamos más tiempo”, dijo.

Hoskie estaba fuera del estado en una asignación de trabajo en Ohio cuando recibió la noticia.

Apenas el martes por la noche, Barrett, quien es descrito por todos como un luchador, y luchó contra la enfermedad congénita toda su vida, se enfureció con la idea de que los Gigantes dejaron ir a un jugador el martes y luego se fue a dormir.

“Se fue a dormir y decidió que iba a llevar su lucha al cielo con su padre”, dijo.

Uno de los que se reunió con Barrett en el hospital después de la publicación en Facebook fue el representante estatal Charlie Ferraro, R-117, quien fue contactado por el presidente del Comité de la ciudad demócrata Mike Last, quien le dijo a Ferraro que Barrett había hablado con los republicanos en su “lista del cubo”. “, Dijo Ferraro.

Ferraro visitó en el hospital con Barrett, y trajo a una mujer a West Haven que estuvo en 44 mítines de Donald Trump y otros republicanos.

“Diga lo que quiera decir sobre West Haven, pero cuando las fichas están bajas, la gente se une para ayudar”, dijo Ferraro en ese momento.

Con la ayuda del senador estadounidense Richard Blumenthal, representante estatal Dorinda Borer, D-West Haven, obtuvo una bandera estadounidense que sobrevoló la capital de los EE. UU., Como Barrett la solicitó en su funeral.

Aunque Barrett luchó contra la FQ toda su vida (los resoplidos de alguien podrían llevarlo al hospital) dijo que es pro-vida porque su madre, Glenda Barrett, decidió llevarlo a término incluso sabiendo el riesgo porque un hermano nacido antes de él murió de FQ como un bebé. Cuando estaba embarazada, la gente siempre le preguntaba: “¿Estás segura de que quieres pasar por esto otra vez?”, Dijo Barrett.

Su agradecida conclusión: “Ella lo hizo todo por mí”.

La familia podría usar la ayuda para los gastos del funeral y un amigo es como

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí