¿Qué tan culpable fue Eddie Pérez?, por Elvis Tejada

0
160

Por fin llegó a su fin la saga Eddie vs. Corte y que bueno para él y su familia porque ya se quitó ese gran peso mental de encima y el que suponemos era bastante pesado porque me imagino lo que él pensaría cuando las personas lo reconocían como el otrora alcalde, digno ejemplo y representante de todos los latinos en el Estado de Connecticut. Eddie concitaba la atención de todos los grupos étnicos, incluyendo chinos y mandarines.

Supuestamente, Eddie cometió varios errores que lo llevaron al abismo político y al desencanto de esta comunidad y hasta para aquellos que fueron sus aliados. Su primer error fue asociarse con Carlos Costa quien, según dicen, en la calle es uno de los seres vivos más arrogante, intolerante, , abusador, traidor y empleador explotador.  Esto lo digo con propiedad y con conocimiento adquirido por mi cercanía con él y sus familiares en el pasado reciente y esto estoy dispuesto a mantenerlo hasta en su propia cara. Supuestamente, su segundo error fue ignorar a dirigentes del Partido Demócrata, comisionados, legisladores y asambleístas que esperaron con calma que este diera un paso en falso para llevarlo al centro del cuadrilátero y contarle hasta diez como realmente sucedió. Digo esto con conocimiento del caso y por los comentarios de estos mismos dirigentes que todavía hoy se sienten indignados por el trato humillante que según ellos Eddie les dio.

Una cosa si es cierta y brillará por siempre a los que le fuimos, políticamente hablando, leales. Eddie valoraba a sus amigos…y yo me incluyo. Tengo que admitir que bajo su administración fueron muchas las facilidades que concedió a los comerciantes, que ante la presión, trabas, descuido y abuso de autoridad de los inspectores y de la policía de la ciudad se les ponía a éstos. Eddie cuidaba de sus amigos para que estuvieran activos dentro del esquema político de la ciudad y los nombraba en las distintas comisiones de la alcaldía. Cuando Eddie era El Señor Alcalde se hacían todos los festivales de todas las comunidades. Mire a ver si este año se realizó la Parada Puertorriqueña, la peruana, la dominicana, la colombiana y otros eventos. La Parada Puertorriqueña de Hartford es el orgullo de los boricuas. Eddie era el primero que estaba presente en la parada y el primero en apoyarla. ¿Han ido ustedes a la alcaldía últimamente? Eso allí es un cementerio, no hay la energía ni el positivismo de la era del periperismo. No digo que los servicios sean malos pero se nota la tristeza y el vacío humano que allí existe y eso se refleja en todos los sectores que forman esta ciudad. Se acabaron todas las facilidades que había en el pasado.

Esta es una realidad que no se puede ocultar y que la vemos a diario. Si usted no lo había pensado fíjese en eso cuando vuelva a pagar los impuestos. Eddie cuando podía era solidario económicamente con los ciudadanos de Hartford. Recuerdo una ocasión cuando se le acercó un hombre de piel morena a saludarlo y le pregunto: ¿Cómo está tu mamá? El hombre respondió: murió esta mañana. Eddie se me acerco y me dijo: Hazme un favor, vete al carro y tráeme la chequera. Minutos más tarde Eddie le entregó de su cuenta personal un cheque de varios cientos de dólares y le dijo: esto es para que te ayude. Con ganas de llorar y con la necesidad en la cara el hombre aceptó el donativo. Aquí las palabras sobran. Más claro ni el agua.

 Eddie se declaró culpable de los cargos y no hará tiempo tras las rejas por su buen comportamiento y porque sigue activo y envuelto con la comunidad que le dio su confianza a través del voto en las urnas, a pesar de su error a la falta de ética gubernamental. Eddie pudo haber fallado ante la sociedad y fue sentenciado en la corte. pero hay que analizar esto: ¿Estamos ahora mejor que en los tiempos del periperismo?  Se le ha atacado y condenado en la corte, en público y, peor aún, en privado. ¿Pero que tan malo fue Eddie Pérez? ¿Cuántos fueron sus acólitos y tumba polvos que hoy día lo crucifican y le lanzan piedras? ¿Son esos tránsfugas sus amigos o somos nosotros los que nos exponemos a las críticas por ser leales al Señor alcalde? Hágannos las críticas que quieran en público o privado, total que más nos pueden decir.  En lo personal una cosa es cierta, en lo político, le soy leal a Minnie Gonzalez, Edwin Vargas y a Ramon Arroyo y le agradezco a Eddie Pérez y su familia por todo lo vivido. De ahí en adelante todo lo demás es tiempo perdido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí