Venezolanos de Connecticut siguen en las calles

0
247

¡No queremos bono, queremos que salga Maduro!


STAMFORD.- Los venezolanos regados a nivel mundial y los de Connecticut, siguen en las calles d exigiendo que Nicolás Maduro salga del Gobierno, que se reconozca como presidente interino a Juan Guaidó y que se abran las fronteras para que ingrese a la ayuda humanitaria.

El pasado sábado al mediodía, tanto en los templetes municipales de New Haven y Stamford, la Asociación de Venezolanos de Connecticut (ASOVEN) se tomaron las calles para seguir en pie de lucha por el regreso del Estado de Derecho en Venezuela.

“No queremos una intromisión de los EEUU pero sí la ayuda humanitaria”

“¡No queremos bono, no queremos “caf”, queremos que salga Maduro!”, gritaban una y otra vez los venezolanos acompañados de sus familias y amigos y ni el frío fue un impedimento para que se tomaran la plazoleta municipal y desde ahí contaran historias de venezolanos que salieron de su país huyendo de la “dictadura de Maduro”.

Luis Urbina, de 26 años, residente de Bridgeport, abogado recién graduado en Ciudad Puerto Cabello, fue uno de los que tomó el micrófono y contó cómo en una de las manifestaciones en contra de Nicolás Maduro en noviembre del 2017 fue agredido; a consecuencia de esto tiene una cicatriz con más de 35 puntos en su pierna y debió salir de su país huyendo con destino a Connecticut en donde espera asilo político.

Previo a su encuentro en Stamford, en una entrevista para el noticiero En Vivo con Maricarmen Godoy, Uribe contó con detalle cómo vive su pueblo la represión y cómo el Instituto para Refugiados le ayudaron armar su caso de 850 páginas contando los horrores que le hizo la Dictadura de Maduro”.

“Hay evidencias de que el narcotráfico ha corrompido al gobierno y a las Fuerzas Armadas de Venezuela y eso ya no es un secreto a voces, es una verdad”, dijo Clodomiro Falcón, Presidente de Asoven, líder de oposición de Maduro y en franco apoyo al Presidente Interino Juan Guaidó, en tanto que María Alejandra Honn, repuso que Venezuela está viviendo un Estado sin Derecho y que no quieren la intromisión de Estados Unidos pero sí la ayuda humanitaria.

Previa a la protesta de Stamford y New Haven, en el noticiero En Vivo con Maricarmen, transmitido por 103.5FM, los venezolanos contaron la falta de Estado de Derecho que vive su país y los horrores de la persecución. Luis Urbina, un joven abogado de Puerto Cabello, narró cómo en una de las manifestaciones en contra del régimen le hirieron de bala una pierna y cómo su caso de 850 páginas está en ICE esperando asilo político.

Otro de los ejes de la conversación sobre Venezuela en la diáspora fueron las declaraciones del alcalde Harry Rilling, quien aceptó que la comunidad venezolana es bien acogida en sus ciudad y que las cifras demuestran que el 49 por ciento de los centros educativos están representados por niños inmigrantes y de ellos cientos de venezolanos, recordó que la decisión de que el Gobierno de Trump haya apoyado a Guaidó es porque los Estados Unidos tiene una tradición de libertad y democracia y que las evidencias demuestran que Venezuela está gobernado por una dictadura.

Como el alcalde Rilling fue marino y jefe de la Policía de Norwalk por 17 años e indicó que las estrategias militares de intervención o no (intervención) son dadas por el Presidente del Congreso y ejecutadas por el Vicepresidente de los Estados Unidos.

Dentro del encuentro radial, el ex ministro del migrante del Ecuador William Murillo, recordó a sus connacionales que hace un año él pidió al Presidente Lenin Moreno que se realice una migración ordenada y que las fronteras del Ecuador sean vigiladas para evitar que ingresen ciudadanos con antecedentes penales, pero que su pedido no fue escuchado e ingenuamente se abrieron las fronteras.

Murillo consideró que ante la crisis de Venezuela sería bueno que los países vecinos y el suyo pidan a los ciudadanos venezolanos una carta de patrocinio, conocido como “afidávit”

¿Por qué el venezolano ha salido a Suramérica?, según Urbina hay varias razones pero la primera es porque son países vecinos y es más cerca llegar, porque no hay especies ni papel para sacar pasaportes ni tampoco dinero para pagar los gastos de visa. “El salario mínimo de un venezolano es de 18.000 bolívares traducidos en dólares son 5. 45 centavos al mes, es decir, 0.18 centavos diarios, La UN el monto mínimo para cruzar el lumbral de la pobreza es 1.20 y Venezuela está ganando apenas centavos.

Otro de los puntos abordados por Urbina en cuanto a la pobreza de Haití, Honduras, Nicaragua; el joven abogado y ahora activista comunitario, narró que Venezuela está compitiendo con los índices de pobreza con estos países. El Fondo Monetario Internacional declaró que Venezuela tiene una inflación de 10 millones porcentual, diciembre cerró con más de un millón. Del 22 de enero hasta la fecha ha habido más de 50 muertos que estaban en las protestas, 800 personas detenidas de esas 86 son menores de edad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí